Cultura

El cineasta Roberto Girault encuentra al Quijote mexicano

Los Multicines Alameda preestrenaron ayer su ópera prima, ‘El estudiante’, un encuentro entre generaciones en el México actual.

el 21 feb 2011 / 20:20 h.

Un hombre de 70 años, Chano, decide estudiar la carrera de Literatura y en esta nueva aventura se encuentra con unos jóvenes muy diferentes de los de su época. Así comienza una de las películas revelación del cine mexicano actual, que han visto en este país latinoamericano un millón de espectadores.

El estudiante, dirigida por el novel Roberto Girault, desembarca ahora en España, donde espera conseguir la misma aceptación que en México. "Nunca esperé el éxito cosechado por este proyecto. Fue el patito feo en el que nadie cree y que se convierte en cisne", comenta Girault antes de la première del largometraje que tuvo lugar ayer en los Multicines Alameda de Sevilla.

La cinta narra el encuentro generacional entre Chano (Jorge Lavat) y un grupo de jóvenes estudiantes, que descubren la sabiduría del anciano y ponen en práctica sus consejos. Juntos se enfrentarán a diversos dilemas vitales y compartirán todos sus sueños y sus inquietudes.

En la cinta revive la figura de Alonso Quijano, El Quijote, que según el director de la cinta refleja muy bien al protagonista, "lleno de sueños, tachado de loco y un romántico de la vida".

La recuperación de este personaje literario fue idea del socio de Girault y coguionista del largometraje, Gastón Pavlovich, quien se basó en la historia de su abuelo, fanático de la obra cumbre de Miguel de Cervantes.

"El Quijote fue el gancho para entrar a dirigir la película", comenta Girault. Sin embargo, el Quijote que aparece es un personaje moderno que según el director novel "refleja un México diferente de lo que se ha visto en las películas de este país hasta ahora: positivo, lleno de boleros y poseedor de una arquitectura preciosa".

Tras un proceso de búsqueda de financiación "muy complicado", en 2009 lograron que el Instituto Mexicano de Cinematografía y un grupo de empresarios les facilitaran el dinero para realizarla.

"En un principio nadie creía en la película, incluso nuestro primer distribuidor no tenía la mínima ilusión en moverla por las productoras; fue el boca a boca lo que al final la convirtió en el éxito que ahora es", desgrana.

El estudiante, que se estrena en los cines españoles el 4 de marzo con más de 80 copias, se presentó ayer en Sevilla de la mano de la Fundación Integra, dedicada a la integración del colectivo excluido socialmente en el mundo laboral.

"La inserción de las personas en la sociedad es una de las claves que se manejan en la película, por lo que esta fundación se adapta muy bien a esta filosofía", destaca el director.

La cinta ha logrado diversos galardones, entre los que figuran el Premio a la Mejor Película en el Festival Tercer Milenio de Guadalajara o el Premio del Público en el Festival de Cine Latino de San Diego.

  • 1