Local

El circuito de Jerez suspende pagos con deudas superiores a 45 millones

Cirjesa, la empresa gestora participada por el Ayuntamiento y la Junta, tiene a la constructora FCC como principal acreedora.

el 22 jul 2011 / 19:32 h.

TAGS:

Pilotos del Gran Premio de España de Motociclismo en el circuito de Jerez

El plazo que se dio de una semana para intentar llegar a un convenio con los acreedores finalizó ayer y definitivamente la sociedad gestora del circuito de Jerez -Cirjesa- dio el paso tras confirmarse su insolvencia y presentó la demanda ante el Juzgado para entrar en concurso de acreedores. Cirjesa está participada por el Consistorio y la Agencia IDEA, dependiente de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, y adeuda más 45 millones de euros, de los que 23 millones corresponden a la empresa Fomento de Construcciones y Contratas por unas obras de remodelación del trazado de las instalaciones que acoge cada año el Gran Premio de España de Motociclismo.

La alcaldesa de Jerez de la Frontera, María José García-Pelayo (PP), aseguró la semana pasada, tras una reunión con la junta de accionistas que si no se llegaba a un acuerdo, habría que "disolver la sociedad", embargada por orden judicial. Sin embargo, tras la infructuosa cita, la primer edil jerezana justificó ayer la decisión de dejar la sociedad en manos de los acreedores. "Nos hemos visto obligados a presentar la demanda, una vez hemos tenido conocimiento de que se ha producido un embargo sobre bienes de titularidad de Cirjesa y teniendo en cuenta que en el futuro no podríamos garantizar el cumplimiento regular y puntual de las obligaciones que la sociedad tiene contraída con los acreedores", apuntó.

En la demanda presentada ante el juzgado de lo Mercantil de Cádiz se incluyó el inventario de los bienes y derechos, la relación de los acreedores -debe otros 10,5 millones de euros al Ayuntamiento de Jerez, cinco a un banco por un crédito aún no liquidado y el resto son acreedores menores-, así como las cuentas anuales y los informes de gestión.

En este sentido, García-Pelayo destacó que al ser un concurso voluntario "conservamos las facultades de administración y disposición sobre el patrimonio que actualmente tiene la empresa, y quedamos sometidos, en el ejercicio de estas actuaciones, a la intervención de los administradores concursales que deberán dar autorización previa a cada decisión que se adopte sobre el patrimonio de Cirjesa".

La alcaldesa jerezana consideró que esta actuación puede dar una solución definitiva al contencioso que desde hace años tiene Cirjesa, especificando que el concurso de acreedores "nos va a permitir, en primer lugar, la quita y espera, con lo que el importe de la deuda podría verse reducido" y también permite "dilatar los plazos de pagos y hacerlo dentro de un orden". En definitiva, García-Pelayo opinó que el camino emprendido es el que se ajusta a la legalidad y que puede resultar más positivo para la sociedad y el futuro del circuito jerezano, y lo justificó diciendo que "el hecho de tener los administradores concursales permitirá mayores garantías a la hora de tomar decisiones, por ejemplo, en relación a la explotación del circuito".

La alcaldesa popular apuntó que se ha dado "un paso histórico en relación a la participación y la complicidad de la Junta de Andalucía, pero además nos va a permitir limpiar económicamente el circuito, es decir, poner el contador a cero desde todos los puntos de vista, tanto desde las deudas como desde la fórmula de gestión, por lo que va a ser importantísimo para el futuro de la ciudad".

La sociedad que gestiona el trazado de velocidad ya presentó en marzo de este año el preconcurso para retrasar el embargo de bienes decretado un mes antes y derivado de los impagos a la constructora Fomento de Construcciones y Contratas por valor de 18 millones. Además, el Ayuntamiento de Jerez ya frenó un embargo en 2007, cuando se cerró un plan de pagos para saldar la deuda que expiraba en 2015.

  • 1