sábado, 08 diciembre 2018
15:27
, última actualización
Cofradías

El Cirineo de Pasión sale de su ostracismo

Una vez restaurada, la cofradía estudia dónde exponer la talla a la vista del público

el 01 jun 2011 / 19:09 h.

La obra restaurada del Cirinero de la Hermandad de Pasión.

Una leyenda negra, favorecida por personas ajenas a la Archicofradía de Pasión , hizo correr el bulo de que era tal su abandono que la imagen se encontraba arrumbada en el campanario de la iglesia del Salvador expuesta a las inclemencias del tiempo y a las deposiciones de las palomas. Pero nada más lejos de la realidad. La expresiva talla de Simón de Cirene gubiada por Sebastián Santos en 1969 para acompañar al Señor de Pasión, suprimida años más tarde del paso por un discutido informe técnico, abandonó ayer al fin su largo aislamiento para, en adelante, estar a la vista de todos los visitantes de la iglesia colegial.


Con su hermano mayor al frente, Javier Criado, la corporación del Jueves Santo presentó ayer el resultado de la restauración a la que ha sido sometida esta imagen secundaria en el taller de Enrique Gutiérrez Carrasquilla dentro del plan de restauraciones integrales que la hermandad está acometiendo sobre su patrimonio escultórico.


La talla de Sebastián Santos, cuyos ropajes son de talla completa, fue suprimida en el año 1974 del paso del Señor de Pasión después de que un polémico informe técnico alertara del supuesto daño que esta imagen causaba sobre la fisonomía del Nazareno de Montañés.


Desde entonces, y a pesar de los intentos de varias juntas de gobierno por reponerla en el paso, la talla nunca ha vuelto a procesionar. Aún así su estado de conservación era "aceptable", si bien acumulaba el "polvo lógico" de una imagen que nunca había sido intervenida desde su ejecución por Sebastián Santos, según explicó ayer a este periódico el autor de la restauración.


Después de una larga travesía por diversas dependencias de la Archicofradía, primero en la sala de juntas y luego en el salón de exposiciones de la hermandad, es a partir de 1992, a raíz de que un cabildo general extraordinario desechara ya entonces su reposición al paso, cuando este secundario de lujo de la Semana Santa desaparece de la vista de los hermanos y es ocultado en un cajón de madera en el almacén del paso del Señor, sito en el barrio de la Macarena. "La imagen ha estado perfectamente conservada durante estos años en un cajón especial diseñado por los técnicos del IAPH para preservar esculturas y que se trata del mismo cajón en el que viajó el Señor de Pasión en su traslado hasta el monasterio de la Cartuja para su restauración", refiere el hermano mayor.


Ahora, una vez restaurada, la obra de Sebastián Santos -"de lo mejor que hay en imágenes secundarias por su ejecución artística y técnica", subraya Gutiérrez Carrasquilla- ocupará un sitio destacado en la iglesia del Salvador para que esté a la vista de los visitantes de la remozada colegial. "El martes que viene tendremos un cabildo de oficiales y se decidirá dónde se pone", explica Javier Criado, gozoso de que todo el patrimonio escultórico de la hermandad esté restaurado ya la vista de todos.


Dentro del plan de restauraciones emprendido por la Archicofradía sobre su patrimonio escultórico, por el taller de Enrique Gutiérrez Carrasquilla han desfilado ya, entre otras obras, las imágenes de la Virgen de la Merced, la de la Virgen del Voto, el Nazareno de los Afligidos, que preside el altar de Ánimas, y el Señor de la Humildad, que perteneció a la antigua hermandad sacramental.
Desde hace unos días ya es posible admirar también en la visita a la iglesia del Salvador el paso procesional del Señor de Pasión, que estará expuesto con la Custodia durante todo el año y de forma permanente delante del altar de Ánimas.


El hermano mayor de Pasión asegura que en un futuro muy próximo el paso procesional del Señor de Pasión, auténtica catedral de plata diseñada por Cayetano González, estará protegido dentro de la iglesia colegial por una urna de cristal al modo y manera que lo están los pasos del Señor de la Sentencia y la Virgen de la Esperanza en el nuevo museo de la hermandad de la Macarena.

  • 1