Local

"El ciudadano no es consciente de lo que cuesta esta sanidad"

David Farrington Rueda es jefe de cirugía ortopédica del Virgen del Rocío.

el 30 jul 2012 / 19:18 h.

TAGS:

El doctor David Farrington, en uno de los quirófanos del hospital Infatil del Virgen del Rocío.

El jefe de sección de cirugía ortopédica infantil del Virgen del Rocío ha sido invitado a formar parte del International Pediatric Orthopaedics Think Tank, una asociación que aglutina a los 65 mejores expertos mundiales en la materia y en la que únicamente hay tres españoles. De padre norteamericano y madre sevillana, nació en Sevilla porque su madre se vino a casa a dar a luz mientras su padre combatía en Vietnam. Su infancia pasó por EEUU y Alemania hasta que volvió a recalar en Sevilla definitivamente.

-¿Exactamente a qué se dedica este selecto grupo?
-Lo forman 65 ortopedas infantiles que se reúnen una vez al año para hablar y debatir casos muy complejos y muy controvertidos en su tratamiento. Lo que se fomenta fundamental el debate.

-¿Qué sintió cuanto le invitaron a formar parte de este selecto grupo científico?
-Pues me emocioné mucho y sentí un enorme respeto porque la mayoría de los que forman parte del grupo han sido para mí figuras de referencia. He leído libros de autores y ahora me veo con ellos en la International Pediatric Orthopaedics Think Tank. Incluso tengo ahora amistad con alguno de ellos. Puede ser la sensación del futbolista canterano que se ve compartiendo vestuario y equipo con Zidane.

-¿Cuál será su aportación en las reuniones anuales?
-En el hospital Virgen del Rocío tenemos mucha experiencia en el campo de la neuroortopedia y de la escoliosis en menores de diez años. En ese campo si podremos humildemente aportar toda nuestra experiencia.

-¿Son los casos más frecuentes en la ciudad?
-Ocurre que el hospital Infantil del Virgen del Rocío es centro de referencia y recibe de otros centros hospitalarios los casos más complejos. Estos dos campos son muy complejos y recibimos aquí a los niños enfermos.

-En su campo de trabajo, ¿dónde estaríamos ubicados en cuanto a nivel?
-Estamos a la altura de probablemente cualquier hospital de prestigio en cuando a actividad profesional. Sí es verdad que en tecnología e infraestructura tendremos que dar un salto para alcanzar ese nivel.

-Pues el Virgen del Rocío se característica por sus grandes avances técnicos...
-Así es, pero probablemente la cirugía ortopédica infantil sea uno de los campos en los que todavía podamos dar algún paso más. No obstante, en cuanto a formación me preocupo siempre que los compañeros hagan estancias fuera de España.

-¿Y Andalucía respecto a España, cómo la ubica?
-Pues hasta hace unos cuantos años si estábamos algo renqueantes pero en los últimos años creo que podemos estar a la altura de los grandes hospitales de Madrid o Barcelona.

-Durante su formación ha pasado por grandes hospitales de EEUU y Argentina. ¿Qué exportaría e importaría?
-A Estados Unidos me llevaría la sanidad universal. Choca mucho ver cómo muchos ciudadanos no tienen acceso a la sanidad. De allí me traería la tecnología, el nivel es muy alto en cualquier hospital. Pero creo que el nivel profesional de los médicos es muy parecido al de los españoles aunque es importante salir de España para ver cómo se hacen las cosas en otros sitios.

-¿Teme sufrir, por las nuevas políticas económicas que se avecinan, un parón en sus proyectos médicos?
-En primer lugar, creo que la ciudadanía no es consciente de la calidad de nuestra sanidad y fundamentalmente, de lo que cuesta. Evidentemente, si se producen recortes entiendo que en cierta medida pueden repercutir pero también entiendo que se podrán manejar de forma que no incidan directamente en la calidad asistencial que recibe el ciudadano. Creo que hay formas para evitar que la crisis repercuta en la atención sanitaria.

-Los presidentes de los colegios de Médicos y Enfermeros ya alertaron el pasado mes de junio de la existencia de un cierto ambiente hostil interno entre los profesionales
-Durante muchos años se ha abusado de la dedicación de los médicos. Disfrutamos de nuestro trabajo y no nos importa echar más horas pero todo tiene un punto en que se agota. El cansancio en la clase médica es evidente y la gente está saturada. Todo eso al final termina pagando su precio y el ambiente ahora mismo es tenso.

  • 1