Local

El clavel de la solidaridad

El convento de Santa Clara acoge hasta febrero una exposición sobre la riada del Tamarguillo de 1961 y el programa radiofónico que Bobby  Deglané capitaneó para recaudar ayuda solidaria.

el 19 dic 2011 / 20:43 h.

TAGS:

Juan Ignacio Zoido visiona las fotos de la exposición junto a la delegada de Cultura y el comisario de la muestra.

El convento de Santa Clara acoge hasta el próximo 19 de febrero una exposición que recuerda las inundaciones que provocó la rotura en 1961 de la presa del Tamarguillo , que anegó barrios enteros y dejó a miles de sevillanos sin casa; y la campaña de ayuda que propició el periodista Bobby Deglané a través de Radio España para recaudar alimentos y comida. Una historia de de solidaridad con un trágico final, ya que cuando la caravana llegaba a Sevilla, una avioneta que intentaba fotografiar los más de 150 vehículos que la componían se enredó con unos cables y se estrelló sobre la gente, provocando 24 muertos y un centenar de heridos. El fatal accidente se produjo el 19 de diciembre, por lo que la apertura de la muestra ha coincidido con el 50 aniversario de la catástrofe.

La exposición, inaugurada ayer por el alcalde, Juan Ignacio Zoido, es la primera de producción propia que realiza el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) y ha contado además con la colaboración de ciudadanos anónimos que han querido compartir con la ciudad sus fotografías y recuerdos, entre ellos numerosas imágenes de la ciudad anegada, con barcas recorriendo lugares tan céntricos como la plaza del Duque, por no hablar de los barrios más afectados, en los que el agua llegó al techo de los edificios. Hubo gente que se pasó hasta ocho días sin poder salir de sus casas porque el nivel del agua no bajaba. Las imágenes recogen cómo los aviones les lanzaban alimentos.

El Ayuntamiento ha incluido 55 fotos y objetos personales cedidos por particulares, y ha elaborado un documental con una treintena de testimonios tanto de la riada como de la Operación Clavel de recogida de ayuda para los damnificados. La idea partió de la duquesa de Alba y se materializó en un programa de radio capitaneado por Deglané, que podría considerarse el primer maratón solidario, al estilo del que se hacen hoy en televisión: la gente llamaba para ofrecer sus donativos y llegaron a recaudarse 10 millones de pesetas.

En el documental aparecen testimonios como el del hermano mayor de la Esperanza de Triana, Adolfo Vela, que cuenta que Deglané era hermano de la cofradía y que, cuando les pidió ayuda, le entregaron el dinero de su exorno floral, dispuestos a salir sin flores en 1962, lo que al final no sucedió porque la floristería Mouget se las regaló.

La exposición aborda también el proceso de transformación urbanística que vivió Sevilla a raíz de la destrucción provocada por el Tamarguillo, ya que el cauce del arroyo fue desviado y en ese misma década se aprobó un moderno Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

  • 1