lunes, 25 marzo 2019
14:23
, última actualización
Local

El clima impide a Grecia controlar el fuego pese a la ayuda europea

Con la ayuda de efectivos de varios países europeos, los bomberos griegos afrontaron ayer difíciles condiciones para controlar el destructivo incendio que en su cuarta jornada continuaba su avance hacia Atenas, tras calcinar más de 15.000 hectáreas en el noreste de la capital griega.

el 16 sep 2009 / 07:38 h.

TAGS:

(Vídeo: VNEWS)

Con la ayuda de efectivos de varios países europeos, los bomberos griegos afrontaron ayer difíciles condiciones para controlar el destructivo incendio que en su cuarta jornada continuaba su avance hacia Atenas, tras calcinar más de 15.000 hectáreas en el noreste de la capital griega.

Pese a la enorme voracidad de los incendios, hasta ahora no hubo daños personales. "La situación continúa difícil y hacemos todos los esfuerzos necesarios para controlar los incendios", declaró ayer el portavoz de los bomberos en Atenas, Gianis Kapakis.

Un millar de bomberos y soldados libran una batalla sin cuartel en la parte noreste de la prefectura de la capital helena y en especial en el punto de Pikermi, a unos 20 kilómetros de Atenas, asistidos sólo por 7 helicópteros. Las fuertes ráfagas de vientos de más de 60 kilómetros por hora impedían el despegue de los 12 aviones contra incendios disponibles en la zona del noroeste de Atenas.

Tras activar el pasado domingo el mecanismo comunitario de protección civil ante el agravamiento de la situación, los bomberos griegos contaron con la ayuda de aviones y helicópteros de varios países europeos. Protección Civil informó ayer en un comunicado que dos aviones cisterna Canadair 415 de la Fuerza Aérea Española, con 11 tripulantes a bordo, aterrizarán en Atenas para colaborar en las tareas de extinción de los incendios. Los dos aviones actuarán bajo mando operativo del general jefe de la Unidad Militar de Emergencias.

Asimismo, desde París se confirmó el envío de cuatro aviones de bombeo de agua Canadair, de los cuales dos ya operaban sobre el terreno. Estas aeronaves se suman a los dos aviones italianos de bombeado de agua CL-415 y a un helicóptero y un avión militar c130 de Chipre. Rusia informó ayer que enviará dos aviones, y la vecina Turquía, un hidroavión.

Un nuevo frente que se declaró en la noche del domingo en el monte Kitharonas se aproximó ayer con gran rapidez a las primeras viviendas del balneario de Porto Germeno, a 60 kilómetros al oeste de Atenas, y las autoridades pidieron a la población que abandonasen sus casas. Los bomberos luchaban contra las llamas y, con la intervención de dos aviones cisterna Canadair CL 415, se esforzaban además para que el fuego no se extendiera hacia la vía contigua de Maratona. La capitanía de Porto Germeno advirtió de que la situación es difícil debido a la densa nube que dificulta la visibilidad en el mar, mientras que un inquilino del lugar denunció en el canal Antenna que ya se quemaron más de 20 casas.

La especulación inmobiliaria y la falta de una legislación clara que proteja las zonas afectadas están detrás de los fuertes incendios forestales. "Los intereses inmobiliarios organizan los fuegos y las políticas de las últimas décadas llevan al desastre de los bosques y al aprovechamiento ilegal de los terrenos quemados", denunció el eurodiputado griego del partido Ecologista Verde, Mijalis Tremopulos, a la emisora Alpha. Esa denuncia fue también formulada por las autoridades locales de las zonas más afectadas por los incendios de los últimos días, en los alrededores de Atenas, y que aseguraron que los incendios son acciones intencionadas que sirven los intereses inmobiliarios. Según las estadísticas, el 49% de los incendios que se registran en Grecia son intencionados.

En esta coyuntura, el Gobierno de Costas Karamanlis se enfrenta a las primeras críticas por la gestión de los planes de evacuación. A siete meses de que el Parlamento vote la elección de un nuevo presidente, la oposición vio el terreno abonado para endurecer su postura.

  • 1