Local

El club de piragüismo de Marqués de Contadero acude a Maeztu

El club Kayak-Polo pide una reunión con el Defensor del Pueblo Andaluz y no bajará "la guardia" hasta una solución.satisfactoria.

el 22 ago 2014 / 15:08 h.

TAGS:

La nave de Salvador Távora guardará las piraguas mientras llega la solución. / El Correo La nave de Salvador Távora guardará las piraguas mientras llega la solución. / El Correo El presidente del club de piragüismo Kayak-Polo Hispalense, Miguel Angel Rodríguez, ha entregado este viernes en la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, un escrito donde recoge el relato y cronología del conflicto relativo al desalojo y reubicación de la actividad de este club de deportistas que funcionaba en un local de titularidad municipal de los bajos del paseo de Marqués de Contadero, afectado por la construcción de un centro de atención turística. En declaraciones a Europa Press, Rodríguez ha señalado que esto es "un paréntesis" hasta inicios del mes de septiembre, en el que tras la reincorporación del Defensor del Pueblo, Jesús Maetzu, espera reunirse con él y exponer el problema del espacio donde ubicar los materiales para las actividades del club. Así, ha señalado que mientras se establezca la reunión con el Defensor, "no vamos a bajar la guardia", porque tras el desalojo del mencionado local municipal, los materiales del club han sido depositados en una nave del programador teatral Salvador Távora destinada a material escenográfico. El asunto se encuadra en la creación del futuro Centro de Atención Integral del Visitante, proyectado en el paseo de Marqués de Contadero, precisamente en los locales ocupados por los clubes de piragüismo. Tras descartarse otros emplazamientos, el gobierno local proponía finalmente reubicar a estos clubes entre las instalaciones deportivas municipales construidas hace años con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) en el entorno del antiguo telecabina, entre las calles Jándalo y Torneo, y unas instalaciones similares bajo la torre Schindler. El Club Sevillano de Piragüismo, en ese sentido, aceptaba esta reubicación. En cuanto al Club Kayak-Polo Hispalense, la junta de gobierno acordó el 20 de diciembre de 2013 recuperar la posesión del local del paseo del Marqués de Contadero ocupado por dicha entidad, instando al club a desalojar las instalaciones antes del 31 de marzo de 2014. El club en cuestión formuló un recurso de reposición contra dicho acuerdo, pero dicho extremo fue desestimado, según la documentación recogida por Europa Press, porque el club no cuenta con "título alguno" para ocupar este local, ni "derecho" a la ocupación, prevaleciendo además "el interés público" del proyecto turístico mencionado antes. Poco después de expirar aquel plazo del 31 de marzo, el presidente del 'Club Kayak-PoloHispalense', explicaba a Europa Press que el club seguía utilizando el local en cuestión gracias a un supuesto "acuerdo verbal" que ampliaría el plazo hasta "el 31 de mayo", negando en cualquier caso una "usurpación" de este espacio municipal y alegando que el Instituto Municipal de Deportes cedió el local a la organización allá por 2011 y el club habría intentado regularizar varias veces el uso de las instalaciones. El pasado 12 de agosto, finalmente, fue consumado el desalojo y sus materiales fueron depositados en la citada nave de Salvador Távora.

  • 1