Local

El coche ponemultas evitará que la gente ‘sortee’ el Plan Centro

Vigilará para que no se entre en el casco a contramano por pequeñas calles

el 23 dic 2010 / 19:25 h.

TAGS:

"A los infractores se les perseguirá y sancionará". El delegado de Movilidad, Francisco Fernández, advirtió ayer de que el plan de tráfico del Centro "tiene coladeros sólo si se infringe la ley". Y para frenar a los conductores que, por ejemplo, accedan a la zona restringida por pequeñas calles a contramano se usará el bautizado como coche ponemultas.

En concreto, Fernández explicó que pequeñas calles como Muro o Alonso Vázquez, junto al Arco de la Macarena, o Vib Arragel (que si se entra por Resolana tiene un tramo en dirección prohibida) no tienen cámaras de vigilancia porque para acceder al Centro por allí hay que circular en sentido contrario, pero sí serán el objetivo del vehículo de la Policía Local que fotografía y multa a los infractores.

Según explicó, el coche ponemultas circulará por esta zona cotejando matrículas con la base de datos del control de tráfico, en concreto, con las cámaras de ese área "para detectar a aquellos conductores que no hayan entrado en el Centro por una de las puertas reguladas". "Si no ha sido registrado es que ha entrado al Centro de forma ilegal, así que será multado", recalcó el delegado de Movilidad, que criticó a quien "invite a infringir la ley".

Curiosamente, el vehículo ponemultas retomó la caza de infractores el pasado viernes, coincidiendo con la puesta en marcha de las sanciones por las limitaciones en el Centro y con el plan de tráfico de Navidad. Sólo ese día multó a 156 infractores. Eso sí, antes estuvo aparcado casi un año porque se agotó el periodo de renting contratado por la Delegación de Convivencia y Seguridad.
"Hay -apostilló Fernández- 21 puertas de entra y salida y dan satisfacción a todas las necesidades. Condeno esas conductas y se perseguirán", indicó tras defender que el plan del Centro se desarrolla "con total normalidad".

El edil socialista defendió que "el corazón de la ciudad está más abierto y disponible que nunca" tras la entrada en vigor el pasado 17 de diciembre del régimen sancionador del plan de ordenación viaria, que prevé multas de 70 euros para aquellos conductores no autorizados que circulen por la zona limitada más de 45 minutos.
A su juicio, la aplicación está siendo "absolutamente normal", pues "no está habiendo incidentes dignos de mención". De hecho, apuntó que la "fluidez" en el interior del Centro es mucho mayor de lo que se produciría en un día ordinario, mientras el transporte público ganó "en velocidad comercial y en número de usuarios". Eso sí, el delegado de Movilidad no ofreció datos porque, según dijo, es pronto para valorarlos.
Con todo, insistió en que el plan "va bien desde el punto de vista de los objetivos de recuperación de los espacios de convivencia y la fluidez del transporte público". Y añadió que la restricción al coche coincide con el plan de tráfico de Navidad, sin que se detecten diferencias con años anteriores, únicamente por las condiciones climáticas, ya que los días de lluvia la afluencia al Centro es menor.
"Todas aquellas personas que quieran hacer uso del Centro saben que tienen un número muy importante de plazas de aparcamiento a los que no afecta la regulación de los 45 minutos y que pueden seguir haciendo uso y disfrute del Centro como espacio de ocio y negocio", subrayó.

  • 1