Local

El coche ponemultas y una grúa controlarán los nuevos carriles bus

Se reutilizarán en la medida de lo posible las cámaras del antiguo Plan Centro.

el 20 jul 2012 / 10:26 h.

TAGS:


Si no hay control, los carriles bus que el Gobierno municipal está habilitando para mejorar el servicio de Tussam, sin separadores, serán invadidos, así que el área de Seguridad y Movilidad ya prepara una batería de medidas para que tras el verano se sancione a los conductores que no respeten el carril reservado para el transporte público. Para ello se utilizarán el coche ponemultas, una grúa específica y cámaras de videovigilancia procedentes del antiguo Plan Centro, según confirmaron ayer a este periódico fuentes adscritas a la delegación de Seguridad y Movilidad.

El objetivo del Ayuntamiento es triplicar el número de kilómetros de carriles bus (de 15 a casi 50) progresivamente durante este año para aumentar la velocidad comercial de los autobuses de Tussam y así mejorar el servicio y aliviar las maltrechas cuentas de la empresa municipal.

Según las fuentes consultadas se intentarán reutilizar el mayor número de cámaras del antiguo Plan Centro “en la medida de lo posible”. Igual que se han registrado en la Agencia de Protección de Datos las que estaban ya instaladas en los carriles bus y en las avenidas y cruces conflictivos para sancionar a los conductores que se salten el semáforo en rojo.

Ayer mismo, la Junta de Gobierno Local aprobó el documento de seguridad del sistema de “fotocontrol” que se instalará tanto en el carril bus como en los semáforos para detectar a los conductores que se salten el disco en rojo, como anunció el portavoz del Gobierno local, Francisco Pérez.

La noche del pasado jueves se término de señalizar en la calzada el nuevo carril bus de Ramón y Cajal – “aprovechando el escaso tráfico del verano”–, por lo que la avenida tiene ya un solo carril por sentido para el tráfico privado. Además, José Laguillo y Manuel del Valle también tienen ya habilitados estos carriles y la implantación seguirá progresivamente durante el verano.

Aunque desde el Ayuntamiento informaron el pasado jueves de que los carriles bus no iban a contar con cámaras de videovigilancia, finalmente sí las tendrán, como confirmaron las fuentes del área de Seguridad y Movilidad, si bien se reutilizarán si éstas demuestran utilidad y buen funcionamiento. De hecho, esto no implica que vaya a haber videovigilancia por toda la red de carril bus, pues hay puntos en los que, por ejemplo, debe facilitarse fluidez en los giros, de ahí que el carril bus se haya delimitado con líneas discontinuas, según comentaron estas fuentes.

La instalación de estas cámaras está vinculada a la aprobación, en junio, del uso de cámaras en ocho puntos de la ciudad con el sistema de fotocontrol para los semáforos en rojo, con el que se grabarán imágenes de los conductores que se salten el disco rojo. El Ayuntamiento no tiene fecha para la puesta en marcha del sistema del semáforo en rojo, aunque se anunció que sería “en breve”. Según el Consistorio, estas cámaras estarán en dos puntos en la avenida Alcalde Luis Uruñuela, en Sevilla Este; otras dos en la avenida Carlos III, en la Isla de la Cartuja; dos en la Ronda del Tamarguillo; una en la avenida Concejal Alberto Jiménez-Becerril; y otra en la avenida de Kansas City.
El acuerdo también recogía la autorización para la habilitación -->-->-->

  • 1