Economía

El coche usado no arranca

Malos resultados y expectativass aún peores serían la sensación general de las empresas participantes en el IX Salón del Automóvil Seminuevo y de Ocasión que arrancó el viernes en el Palacio de Congresos de Sevilla. Las crisis no perdona y no sólo se resienten los bolsillos, también las oportunidades de financiación, que obligan a los compradores a "matizar" el coche que buscan. Foto: Javier Díaz.

el 15 sep 2009 / 18:01 h.

Malos resultados y expectativass aún peores serían la sensación general de las empresas participantes en el IX Salón del Automóvil Seminuevo y de Ocasión que arrancó el viernes en el Palacio de Congresos de Sevilla. Las crisis no perdona y no sólo se resienten los bolsillos, también las oportunidades de financiación, que obligan a los compradores a "matizar" el coche que buscan. "El que no tiene dinero, no lo tiene ni para un coche nuevo ni para uno de ocasión", comenta Jaime, de Automóviles Santa Aurelia, "el problema de los posibles clientes que podamos ganar por la crisis es que no les den un crédito para lo que vale un coches nuevo".

Precisamente por ahí van los tiros en el caso de Daniel y Laura, pareja que acude al Salón en busca de "un coche pequeño y barato, por debajo de los nueve mil euros. No porque nos falte dinero, sino porque ahora mismo nadie financia lo que vale un coche nuevo".

Las grandes marcas, por decirlo así, aguantan mejor el tirón que los negocios de compra-venta, dado que la garantía que ofrece la propia imagen aseguran un mínimo colchón de ventas. Además, "cuando las matriculaciones bajan como están bajando, el mercado del coche usado tiene que subir", concluye José Antonio Cerrato, vendedor de Renault Ocasión. "Lo que sí vamos notando es que para vender hay que reducir los márgenes de ganancia en cada coche".

"Nosotros esperamos mantener este año las cifras de la edición anterior de la anterior edición", dice Jacobo Guzmán, de Nissan, "pero este Salón ahora mismo es una incógnita, nos podemos llevar sorpresas". El mercado de ocasión "más tarde o más temprano tiene que subir", opina. "Lo que si estamos notando es que la gente viene con un presupuesto más definido, muy cerrado, al que te tienes que ajustar, o no compran".

José Carlo Manzano, de Automóviles Vega, empresa de Badajoz que debuta este año en el salón, explica que "el tipo de coche que busca la gente ha cambiado, ahora vienen a por el utilitario que esté bajo precio, aunque siempre anden por ahí los que buscan un coche de gama alta más barato que en el concesionario".

Ignacio, dueño de Automóviles Ignacio, lamenta que "el año pasado había colas para entrar en el salón y este no. El panorama está bastante mal, mínimo calculamos que vamos a vender la mitad. Y los precios, pues bajando día a día, y nosotros perdiendo dinero entre medias".

David Gallego, de Alcalá Autocasión, compara entre las ventas del Salón del año pasado y las previsiones que hacen para este. "Vendimos 144 coches, y ahora nos daremos con un canto en los dientes si llegamos a los 58. Va a estar en la media de este año, que las ventas han caído cerca del 50%. Los precios van detrás, porque los compradores se mueven entre los 3.000 y los 5.000 euros ahora mismo". "Algunos coches les hemos bajado el precio hasta 2.000 euros", comenta Jaime, de Santa Aurelia, "así que las perspectivas del Salón, realmente, se reducen a vender lo que podamos. Por mí, ojalá igualemos lo del año pasado, pero siendo realistas, las ventas van a estar mínimo un 20% por debajo".

En la misma línea, José Manuel, vendedor de Universal Lease. "El año pasado vendimos 50 unidades y este venimos con la idea de vender 20. Lo que es querer, todos queremos vender más, pero la situación del mercado ahora mismo es la que es. ¿Cómo va a ir el salón al final? Eso no lo sabremos por lo menos hasta que pase el fin de semana".

  • 1