Local

El colapso de la A-4 obligó a cerrarla temporalmente

Un retraso mínimo de casi una hora en el viaje Cádiz-Sevilla. La obra del tren de alta velocidad colapsó literalmente el domingo por la tarde la autopista AP-4. El desvío por la N-IV, ideado por la Guardia Civil para evitar el atasco, alivió la caravana a la salida del peaje de Las Cabezas, donde para recorrer 200 metros hubo que invertir más de media hora.

el 15 sep 2009 / 18:49 h.

TAGS:

I.A.G.

Un retraso mínimo de casi una hora en el viaje Cádiz-Sevilla. La obra del tren de alta velocidad colapsó literalmente el domingo por la tarde la autopista AP-4. El desvío por la N-IV, ideado por la Guardia Civil para evitar el atasco, alivió la caravana a la salida del peaje de Las Cabezas, donde para recorrer 200 metros hubo que invertir más de media hora.

Irónicamente, las causantes del enorme atasco que se registró el domingo por la tarde en el trayecto que une Cádiz con Sevilla -tanto en la autopista de peaje como en la nacional- fueron las obras del AVE, ese tren veloz que si hace que llegues tarde a tu destino te devuelve el importe del billete.

Desde el kilómetro 39 al 37 la circulación se vio reducida a un carril debido a la construcción de la futura línea de alta velocidad Sevilla-Cádiz, pero la enorme afluencia de viajeros que volvían a la capital hispalense tras el fin de semana en la provincia gaditana hizo que la circulación se complicara desde antes incluso de entrar en el peaje de Las Cabezas de San Juan.

La solución de urgencia orquestada por la Guardia Civil pasó por reducir la afluencia de vehículos en la carretera de pago desviando a los coches, antes de llegar al peaje, por la nacional. Según fuentes del Instituto Armando, se trataba, además, de evitar que la gente pagara por estar varios kilómetros retenida. En cualquier caso, alternaron el flujo de coches por una carretera y otra para evitar que el atasco saturara la otra vía. Desde Tráfico confirmaron este extremo: retenciones en la AP-4 y tráfico intenso en la N-IV.

De los conductores con los que pudo contactar este periódico anoche, los hubo que siguieron las indicaciones de la Guardia Civil y tomaron la N-IV. "Hemos tardado tres cuartos de hora más desde Chipiona. La nacional tenía el tráfico más intenso, pero se circulaba bien".

De entre los que optaron por tomar la autovía de peaje los había con suerte dispar, según la hora. Una conductora contó que se llevó media hora -entre las 20 y las 20.30 horas- desde Las Cabezas a la estación del Cerro del Fantasma, "cuando hay una distancia de no más de 200 metros".

A partir del kilómetro 37, cuando la carretera volvía a contar con sus carriles, el tráfico se normalizó, aunque ésta es ya la segunda semana que el AVE hace que los viajeros lleguen tarde.

  • 1