Economía

El ‘colchón anticrisis’ se dispara en las cajas andaluzas al crecer los riesgos

El beneficio de Cajasur cae hasta septiembre un 95% con menos de 3 millones y un 32,5% en el conjunto de las entidades andaluzas

el 14 dic 2009 / 13:30 h.

En la imagen, una oficina de Unicaja y otra de Cajasur, entidades que negocian su fusión.

El beneficio neto consolidado de las cinco cajas de ahorros andaluzas (Unicaja, Cajasol, Cajasur, Caja Granada y Caja de Jaén) cayó en los nueve primeros meses del año el 32,20% respecto al mismo periodo de 2008, hasta los 371,40 millones de euros.

El lastre principal procedió de la cordobesa, pues su resultado se desplomó un 94,99% para quedar en apenas 2,93 millones (58,7 millones hace doce meses). Fuentes de la entidad preveían ese recorte y que septiembre cerrara con beneficios muy modestos, si bien el ejercicio 2009 podría saldarse con pérdidas, pues para diciembre se valorarán de nuevo los activos inmobiliarios asumidos por la caja por deudas pendientes, y de esta operación aflorarán los números rojos.

Con los datos extraídos de los balances que ayer publicó la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) , los beneficios de Cajasur se colocan al mismo nivel que los de Caja de Jaén, y ello pese a que ésta es veinte veces más pequeña que aquélla.Caja Granada cubrió el periodo de enero a septiembre con un beneficio neto de 31,92 millones, el 34,51% interanual menos, el resultado bajó un 31,38% para Cajasol, hasta 98,26 millones, y un 33,37% en Caja de Jaén, con 2,35 millones. La malagueña Unicaja fue la entidad con inferior recorte, un 20,24%, para así quedar en los 235,92 millones.

Reservas. Todas las cajas andaluzas vieron mermadas sus cuentas debido a las mayores dotaciones y provisiones para hacer frente al crecimiento de la tasa de morosidad y por el deterioro de sus activos, en especial los inmobiliarios. Es decir, se dedica más dinero a engrosar las reservas por riesgos actuales (por ejemplo, los créditos ya fallidos) o futuros.
Así, las cinco cajas sumaban a 30 de septiembre pasado un colchón anticrisis de 638,58 millones -239,05 millones de Cajasol, 222,97 millones de Unicaja, 96,42 millones de Cajasur, 76,27 millones de Caja de Granada y 3,86 millones de Caja de Jaén-.

En el último año, ese colchón se ha incrementado un 72,53%, y con un fuerte ritmo en la sevillana (el 112%), en la jiennense (93,2%), y en la malagueña (61,4%), mientras que la cordobesa hizo lo propio en un 52,51% y, por último, en un 39,25%, la granadina.

Negocio. Mientras, la crisis económica, que afecta a los ingresos de los hogares, y la mermada actividad empresarial hicieron que el volumen de negocio (suma de depósitos y créditos) de las cajas se redujera, aunque ni mucho menos al ritmo en que retrocede el PIB nacional y andaluz. En concreto, aquél se contrajo el 1,39%, hasta 140.382,2 millones de euros, con una caída del 3,46% en los créditos (se quedaron en los 71.093,30 millones), frente al suave crecimiento de los depósitos (con 69.288,87 millones, 0,81% más), fruto de la cautela de las familias.

Caja Granada y Cajasur fueron las entidades más cautas al otorgar préstamos, frente a una Unicaja que abrió más el grifo que el resto. Las dos primeras y Caja de Jaén lograron incrementar sus recursos, mientras que hubo leves recortes en la malagueña y en la sevillana.

Cartera empresarial. En años pasados, buena parte de las ganancias de las entidades se basaban en plusvalías labradas por la venta de participadas, pero en la complicada coyuntura ya no son tantas. En este entorno, la cartera empresarial (en participadas ajenas y en compañías adscritas al propio grupo financiero) alcanzó en septiembre pasado un valor conjunto de 3.147,36 millones, de los que la mitad (1.646,61 millones) correspondían a Unicaja. Ese importe cayó un 12,6% debido tanto a las desinversiones como a la depreciación de activos -por ejemplo, por la bajada en bolsa de las acciones, como así ha pasado con el grupo agroalimentario SOS, en el que están todas menos Caja de Jaén-.

Entre las cinco entidades, fue la cordobesa la que reveló el descenso más severo en la cartera de empresas: el 30,81%, hasta 273,42 millones de euros. Le siguieron la granadina (-24,9%, hasta 341,14 millones), la malagueña (1.646,6 millones, con un 15,5% menos) y la jiennense (2,9% inferior, hasta 10,12 millones). En cambio, afloró un aumento del 10,58% en Cajasol, siendo el total resultante de 876,36 millones.

Laboral. Una máxima financiera en estos tiempos de crisis económica es recortar los gastos de personal y administrativos para así ahorrar costes, mejorar la eficiencia y no dañar aún más el beneficio. A tenor de los balances de la patronal CECA, las cajas de ahorros andaluzas muestran una dispar evolución al respecto.

En efecto, las cinco entidades incrementaron un 0,83% sus gastos de personal en los nueve primeros meses de 2009 y en comparación con el mismo periodo del año pasado. Los redujeron Cajasur (-2,01%) y Caja Granada (-4,93%) y aumentaron en el resto (5,54% en Caja de Jaén, 2,4% en Unicaja y 3,35% en Cajasol).

En cuanto a los gastos administrativos, crecieron un 0,19%, con recortes en Caja Granada (-7,38%), Unicaja (-0,3%) y Cajasol (-0,1%) y alzas en Cajasur (6,55%) y Caja de Jaén (15,71%).

  • 1