jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Local

El colectivo de presos de ETA respalda el fin de la violencia

Los reclusos se suman al Acuerdo de Gernika que emplaza al abandono de la actividad armada.

el 23 sep 2011 / 20:35 h.

TAGS:

El colectivo de presos de ETA (EPPK) ha anunciado que se suma al Acuerdo de Gernika suscrito el pasado año y expresa su "compromiso total con impulsar el proceso democrático hasta el final", según la información difundida ayer por Gara y Berria.

Ambos diarios señalan que el contenido íntegro del comunicado de EPPK será publicado hoy. Un día después, los impulsores del Acuerdo de Gernika celebrarán el primer aniversario de este pacto en esta localidad vizcaína, donde se escenificará el apoyo de EPPK al citado documento, según confirmaron a Europa Press fuentes cercanas a los promotores del acuerdo.

En la información facilitada ayer, se adelanta que el colectivo de presos de ETA considera que el Acuerdo de Gernika se ha convertido en la "referencia" para la construcción de un escenario democrático y que, por lo tanto, tendrá su apoyo. "Por encima de los límites y los obstáculos de los estados que nos tienen cautivos, EPPK manifiesta su compromiso firme de empujar para avanzar en el proceso democrático", señala el colectivo.

Asimismo, EPPK expresa su "compromiso total con impulsar el proceso democrático hasta el final". EPPK indica que "no es un reto cualquiera" lograr ese escenario democrático, pero muestra su "convencimiento" de que se conseguirá.
Debate. El colectivo de presos de ETA se pronuncia sobre esta cuestión después de muchos meses de debate en las cárceles donde se ha ido imponiendo la postura a favor de la línea posibilista abierta primero en Alsasua en noviembre de 2009 y rematada luego con el documento Zutik Euskal Herria y el acuerdo de Gernika.

El pasado mes de enero el colectivo de presos de ETA ya anunciaba su respaldo al "importante" Acuerdo de Gernika y trasladaba su deseo a los firmantes del mismo para sumarse a la interlocución y entablar unas "relaciones normalizadas". En esa comunicación, el colectivo de presos expresaba su "firme voluntad" de hacer su "humilde aportación" al proceso.

El documento, denominado Acuerdo para un escenario de paz y soluciones democráticas y firmado hace un año, pedía a ETA que declarara "un alto el fuego permanente, unilateral y verificable por la comunidad internacional" como "expresión de voluntad para un definitivo abandono" de la actividad armada de la banda. Los firmantes también recogían el necesario "reconocimiento, reconciliación y reparación de todas las víctimas, originadas por el conflicto político y la realidad de las múltiples violencias".

En otro de los puntos se pedía el cese de la política penitenciaria "planteada hasta ahora como parte de estrategias de confrontación" y la adopción de diversas medidas como "primer paso del camino hacia la amnistía" que conduzca a "la ausencia total de presos y exiliados".

El acuerdo fue inicialmente firmado por la izquierda abertzale, EA, Aralar, Alternativa y Abertzaleen, que fueron los que el 25 de septiembre del pasado año estamparon su firma en el documento. El texto fue presentado en el Teatro Lizeo de la localidad vizcaína de Gernika con presencia de los representantes de una treintena de organizaciones sociales, sindicales y políticas.

Un año después, se volverán a dar cita en el teatro Lizeo para celebrar el primer aniversario del acuerdo. En el transcurso del acto está previsto que se lea un manifiesto y que se adhieran nuevos agentes, por lo que se espera una escenificación del respaldo EPPK al acuerdo.

El anuncio de los presos ha sido calificado de "buena noticia" por el portavoz del PSE-EE , José Antonio Pastor, si de verdad supone que se va a "renunciar a las vías violentas".

  • 1