miércoles, 21 noviembre 2018
18:36
, última actualización
Local

El Colegio de aparejadores alerta de que la nueva tasa frenará las ITE

La entidad vecinal Palmete-La Doctora denuncia el efecto sobre las zonas con menos recursos.

el 04 may 2012 / 20:47 h.

TAGS:

-->-->-->

La decisión del Ayuntamiento de cobrar una tasa de entre 100 y 3.000 euros, según los metros cuadrados del edificio, por la tramitación de la Inspección Técnica de Edificios -una revisión obligatoria que miles de inmuebles de la ciudad deben presentar antes del próximo mes de julio- puede tener sus consecuencias sobre el nivel de cumplimiento de la normativa. Así lo advirtieron ayer tanto el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, como entidades vecinales  como Palmete-La Doctora Este, quienes incidieron en que se "sanciona" a quienes deciden cumplir la normativa y, por tanto, se favorece a aquellos que no realicen las inspecciones a tiempo.

"Es una sanción al cumplidor. Este no es el camino de recaudar, ya que esto no estimula la ITE, sino que va a reducir claramente la actividad, haciendo que la medida sea un elemento contrario para el Ayuntamiento", apuntó el presidente del Colegio oficial quien llegó a advertir de que desde el anuncio de esta nueva figura impositiva municipal se han detectado los primeros casos de anulaciones de trabajos encargados a aparejadores en comunidades de propietarios.

"Lo que hay que hacer es cumplir la normativa y sancionar a los incumplidores de las inspecciones, cosa que no se ha realizado nunca. Existe un 50% de incumplidores, y hay que multarles. Así se recaudaría sin penalizar a los que acatan la ley a tiempo", subrayó Solis quien destacó además su rechazo a la nueva moratoria en el plazo de entrega de las ITE por parte de los propietarios de edificios construidos entre 1930 y 1979 solicitada por el grupo socialista, y que el PP, de momento, también ha descartado.

Los aparajadores se lamentan además por la incidencia que tendrá sobre el colectivo profesional que realiza, según las estimaciones remitidas en un comunicado,  el 60% de las inspecciones presentadas desde la entrada en vigor de la normativa, un servicio que se centraliza en el propio colegio con un servicio de atención al ciudadano desde 2002.

Pero las voces profesionales no son las únicas que se han alzado contra la nueva tasa. La asociación de vecinos Palmete-La Doctora Este inició hace años un trabajo de coordinación con los propietarios de las viviendas de la zona, la mayor parte de ellas casas antiguas y con problemas de conservación para que se realizasen las tramitaciones de las ITE, llegando incluso a contratar a un arquitecto para que las hiciera todas a un precio más asequible. Según los cálculos de su presidente, Juan Luis Jaén, se han podido entregar ya unos 200 informes y quedan otros tantos. "Creemos que va a resultar extremadamente difícil que puedan cumplir con la  obligación de realizar la inspección técnica de sus propiedades tras el incremento del precio de la misma por la tasa creada por Urbanismo". Según Jaén esta sensación está generalizada en los barrios de la ciudad y, sobre todo, en comunidades para las que ya suponía un esfuerzo la contratación de las ITE a un arquitecto y que ahora además deberán afrontar el pago de una tasa.

Según los datos recogidos en el plan de ajuste, ya aprobado por el Ministerio de Hacienda y que el gobierno local ha rechazado modificar, la tasa se fijará según los metros cuadrados del inmueble  a un precio de 0,55 euros el metro aunque con unos máximos correctores, de forma que para los eficios de menos de 500 metros el tope será de 100 euros; para las comunidades de entre 500 y 1.000 la tarifa subirá hasta 350; para los inmuebles de hasta 5.000 metros cuadrados se disparará hasta los 1.000 euros y para los que superen esta cifra se pueden alcanzar los 3.000 euros.  Unos 30.000 edificios del caserio de la ciudad están obligados a pasar la revisión antes del próximo julio.

  • 1