lunes, 10 diciembre 2018
16:04
, última actualización

El colegio mayor Maese Rodrigo se declara en concurso de acreedores

Este colegio mayor fue creado en 1994 por la Universidad de Sevilla y el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe, donde se encuentra situado.

el 05 feb 2015 / 20:07 h.

Parte de las instalaciones del colegio mayor Maese Rodrigo de Mairena del Aljarafe. / El Correo Parte de las instalaciones del colegio mayor Maese Rodrigo de Mairena del Aljarafe. / El Correo El Juzgado de lo Mercantil número dos de Sevilla ha declarado al colegio mayor Maese Rodrigo, creado en 1994 por la Universidad Hispalense y el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe en el complejo hotelero Apartamentos Mairena, construido años antes para la exposición universal celebrada en Sevilla en 1992, en "concurso voluntario de acreedores". La declaración responde a la petición formulada por la propia dirección del centro el pasado 11 de noviembre, según un escrito del director recogido por Europa Press. Según la dirección del centro, en el momento de solicitar voluntariamente el concurso de acredores, la institución se encontraba en "situación de insolvencia" al contar con un activo inventariado de bienes y derechos por importe de 194.511 euros, pero deudas por valor de 581.934 euros, careciendo de su "única" fuente de ingresos dada la suspensión de admisión de colegiales decidida el pasado 2 de junio de 2014 en el seno de la junta de gobierno de la institución, por propuesta de la anterior dirección del centro. Tanto la Universidad de Sevilla como el Consistorio de Mairena del Aljarafe participan de la fundación pública sin ánimo de lucro constituida en 1994 para la administración de este complejo de propiedad municipal, toda vez que el Ayuntamiento participa en la junta de gobierno de la institución con tres concejales. A lo largo de los últimos tiempos, en ese sentido, se ha venido informando del peligro que sufría la continuidad de este centro a cuenta de la bajada del número de alumnos alojados, y por tanto de ingresos, mientras el Ayuntamiento, gobernado por Ricardo Tarno (PP), esgrime ante esta situación que "el funcionamiento del colegio mayor es autónomo y totalmente independiente, por lo que es el propio centro el que toma las decisiones que considera pertinentes tanto en materia contable como del personal contratado". Ya el pasado mes de septiembre, de hecho, el centro despedía a cuatro trabajadores alegando "causas objetivas de naturaleza económica y productivas", toda vez que en junio, su junta de gobierno, con sólo un voto en contra y una abstención, aprobaba la propuesta de la anterior dirección del centro para suspender la admisión de colegiales para el curso académico 2014/2015, admitiendo "como necesaria consecuencia el cese de la actividad". Y es que el centro contabilizó 239 alumnos residentes en el curso 2011/2012, pero sólo 127 en el curso 2012/2013, toda vez que a fecha de julio de 2014, las cuentas de la institución arrojaban ya un déficit de 325.613,00 euros, cantidad a la que habría de añadirse otras deudas devengadas posteriormente por deudas de proveedores no abonadas, retribuciones salariales y seguros sociales.

  • 1