sábado, 17 noviembre 2018
04:05
, última actualización
Local

El colegio Miguel Hernández abre sólo para cursar Infantil

Al centro, que se inauguró el miércoles, le faltan las aulas de Primaria, el gimnasio y arreglar el patio.

el 03 nov 2011 / 19:56 h.

TAGS:

Una profesora ordena un armario en una de las nuevas aulas del colegio Miguel Hernández.
Ha sido un largo y arduo camino, pero al fin los alumnos del centro de educación Infantil y Primaria Miguel Hernández estrenaban este miércoles las instalaciones de este nuevo colegio ubicado en Mairena del Aljarafe. Atrás quedan caracolas, protestas frente a la delegación de Educación y una infatigable lucha por parte de padres y madres.

 

Desafortunadamente es una historia conocida que se repite periódicamente, aunque en diferentes lugares y con distintos actores: una demanda de escolarización superior a la oferta de plazas, promesas en el tiempo, emplazamiento provisional en caracolas, falta de recursos, y retrasos, entre otras cuestiones.

En el caso del Miguel Hernández muchos padres hicieron el pasado curso la matrícula para sus hijos de tres años. Ante la falta de plazas se buscó una solución provisional que pasaba por la ubicación de los niños en dos caracolas montadas en el patio del colegio Santa Teresa. Desde la Delegación de Educación se les comunicó a los padres que sería una situación provisional mientras se construía un nuevo centro. Las obras comenzarían en septiembre, pero la falta de recursos agravada por la crisis retrasó el inicio de las obras al mes de abril.

Ante el miedo al colapso de las instalaciones provisionales y unas dotaciones insuficientes comenzaron las movilizaciones de los padres. "Viendo la pasividad de la Junta, comenzamos a manifestarnos, enviamos cartas a la delegación y al Defensor del Pueblo y siempre nos encontrábamos con las puertas cerradas", comentó ayer Diego Cebrino, vicepresidente del AMPA Mirabal.

Con la entrada de dos nuevas líneas de Infantil en el colegio Santa Teresa "se reubicaron a los niños en condiciones pésimas, las clases eran pequeñas e incluso durante dos días los niños estuvieron sin mesas y sin sillas". Pero al final, las protestas encontraron respuesta y este miércoles 83 niños inauguraban la primera fase del centro. En total cuatro aulas con dos líneas de 3 años y dos de 4.

Aunque es una alegría contenida porque el colegio aún no está acabado. Está finalizada una primera planta con varias aulas para Infantil y un comedor que ha sido adaptado en el salón de actos. Falta una segunda planta con las aulas de Primaria, un gimnasio, el comedor definitivo, una pista polideportiva y acondicionar el patio de recreo. "Seguiremos luchando por nuestros hijos", apuntó Cebrino ante el temor de que esa segunda fase no llegue a tiempo, aún sin fecha ni presupuesto, y el colegio se colapse. "No queremos estar el año que viene en las mismas".

Según el director del centro, Cándido Lozano, el Miguel Hernández es el único centro de Mairena que aún cuenta con plazas libres en Mairena del Aljarafe. Y explica que, de no finalizarse la segunda fase, harían falta dos años para el colapso del centro.

  • 1