sábado, 16 febrero 2019
20:59
, última actualización
Local

El colegio no tuvo la culpa de la escapada del niño de tres años en Espartinas

Ni los profesores ni la dirección del colegio Maestra Natalia Albanés tuvieron la culpa de que un niño de tres años abandonara el centro sin que nadie se cerciorara de ello. Más de siete meses después de este incidente, la Consejería de Educación ha eximido de responsabilidades al centro y ha cargado las tintas contra los gestores del comedor, por entender que hubo incumplimiento del deber de vigilancia del menor.

el 02 jun 2010 / 20:09 h.

TAGS:

Salida de los niños del colegio Maestra Natalia Albanés.
El servicio de inspección de Educación ha mantenido paralizado el expediente durante un cierto tiempo, debido a que la directora del colegio había solicitado la baja laboral. Sin embargo, una vez retomada la investigación, la Junta ha determinado que no concurrió responsabilidad suficiente como para sancionar a la directora, en representación del colegio.


Por este caso sí fue sancionada por parte del Ente Público Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos , dependiente de la Consejería, la empresa que llevaba el comedor del colegio por no vigilar a este pequeño.

Esta investigación se produce después de que los padres del menor remitieran escritos al Defensor del Pueblo andaluz, a la Delegación Provincial de Educación, al Ayuntamiento de Espartinas y al colegio para que se abriese un expediente informativo en este centro educativo que ayudase a esclarecer las causas por las cuales su hijo de tres años de edad abandonó el colegio en horario escolar sin que nadie en el centro se diera cuenta.

En el escrito remitido por los padres, éstos relataban que el pasado 30 de septiembre se produjo una "grave situación de desamparo, desatención, guardia y tutela" de un alumno menor de edad del colegio Maestra Natalia Albanés , el cual se había inscrito a los servicios del comedor del centro.

En este sentido, indicó que, una vez concluidas las clases a las 13.45 horas, su hijo debió ser recogido al igual que el resto para ir al comedor concertado. En ese punto, precisaron en este escrito que el monitor "debía dirigirse a la clase para conducir a todos los alumnos" al comedor. No obstante, aseguraron que su hijo "se presentó a las 14.40 horas en el domicilio familiar sin ninguna persona que lo acompañara", lo que les causó "una gran preocupación e inquietud, ya que recorrió entre 500 y 600 metros".

Al hilo de ello, los padres agregaron que, desde las 13.45 y hasta la hora en la que el menor apareció en su domicilio familiar, "no se tiene constancia de dónde estuvo el pequeño, encontrándose en una situación de indefensión y abandono absoluto", y aseveraron que el riesgo al que estuvo expuesto "es altísimo", ya que, entre otros aspectos, "debió cruzar al menos tres veces la carretera" para llegar hasta su casa.

Ante esta queja, la Consejería de Educación anunció la apertura de esta investigación, aunque también puntualizó, en boca de Mar Moreno, que este caso era sólo "un fallo puntual". Sin embargo, no lo pensaba de esta manera el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, que procedió a la apertura de una queja para esclarecer por qué el menor, que debía encontrarse en el centro escolar, pudo abandonarlo sin que nadie se percatara de ello, un hecho que llegó a calificar de "insólito". También afirmó que es un "horror" que se produzcan este tipo de situaciones y consideró "inexplicable" que un niño de 3 años "pueda llegar solo a su casa sin que nadie se percate".

  • 1