Economía

El comercio ambulante logra que las licencias se prorroguen

Junta de Andalucía y PSOE pactan que no haya que sortearlas cada cuatro años, un alivio para el sector

el 20 feb 2010 / 19:09 h.

Un puesto del popular mercadillo ambulante sevillano del Charco de la Pava.

Los vendedores ambulantes han logrado que, al menos en Andalucía, las licencias que les autorizan a ocupar sus puestos en los mercadillos no vayan a sortearse cada cuatro años, como prevé la Directiva Bolkestein (de servicios). La norma europea establece que las licencias municipales tengan una vigencia de uno a cuatro años, y luego deben sortearse en igualdad de condiciones, sin considerar la antigüedad. Pero la negociación entre la Junta de Andalucía y el Grupo Parlamentario Socialista llegó el pasado viernes al acuerdo de prorrogar e incluso transferir estos permisos, lo que ha hecho que los vendedores suspiren aliviados, según explicó a este periódico Antonio Maya, presidente de la Asociación de Comercio Ambulante ACA-Fadacaya, y confirmó la Junta.

El cambio. La venta ambulante veía este punto de la directiva europea como una amenaza y aseguraba que era como "jugarse el puesto de trabajo" con cada renovación. Por eso han pactado con el PSOE y con la Junta el desarrollo de la norma en Andalucía, con una modificación del artículo 3, el referido a las licencias: "La duración de la autorización podrá ser de uno a cuatro años. No obstante, este periodo podrá ser prorrogado con el fin de garantizar a los titulares de la autorización la amortización de las inversiones", dice el texto pactado, que ha devuelto el buen humor a los ambulantes. "La autorización será transmisible sin que esa transmisión afecte a su periodo de vigencia", añade el texto, concediendo otra de las reivindicaciones de estos vendedores, entre los que es habitual turnarse los puestos entre familiares, o transferirlos de padres a hijos.

Un alivio. El acuerdo ha sido pactado con varias entidades de autónomos y ambulantes, entre otras la federación mayoritaria en Andalucía Fadacaya, y ha contado con el apoyo de los ayuntamientos de Sevilla y Córdoba. "La directora general de Comercio ha sido muy receptiva", agradecía ayer Antonio Maya, que consideró que esta norma tipo, que podrá ser aplicada por todos los ayuntamientos -los que conceden las licencias- "preservará aún más los derechos de los vendedores, tan castigados ya por la crisis y la meteorología", apuntó.

Por esta mala racha, estas entidades no apoyaban la protesta de otros colectivos a las puertas del Parlamento el próximo día 25 de febrero, tras la que veían intereses partidistas y espurios, y consideraban que era necesario negociar para tratar de lograr una solución de consenso.

El grupo parlamentario socialista trasladará esta propuesta el lunes a través de una enmienda, explicó Maya, con la que "hemos conseguido que tantos y tantas familias no teman por su puesto de trabajo y su sustento". Los ambulantes calculan que el sector agrupa a unas 30.000 familias en Andalucía.

  • 1