Economía

El comercio andaluz descarta, por ahora, aplicar recargos por tarjetas

La patronal CECA considera que la medida, de carácter voluntario, retraería aún más el consumo en estos tiempos de crisis

el 30 oct 2009 / 20:58 h.

La Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía (CECA) ha anunciado  anunció que la nueva Ley de Servicios de Pago, que contempla la posibilidad de un recargo en las compras con tarjeta de crédito, no implicará un incremento de precios en los comercios de la comunidad.

Según recordó la CECA en una nota, el Congreso de los Diputados dio luz verde a la nueva Ley de Servicios de Pago, una normativa que entrará en vigor a partir de 2010 y que contempla la posibilidad de que los comercios apliquen un recargo adicional al consumidor por el pago con tarjeta.

A pesar de ello, la CECA consideró que, al tratarse de una normativa de carácter voluntario y que no implica obligatoriedad, el comercio andaluz, dada la situación económica actual, no aumentará sus precios a los clientes que opten por este medio de pago para realizar sus compras. "Ante una contención importante en el consumo, como la de ahora, lo que nos interesa es adoptar medidas para reactivarlo, no para retraerlo aún más. Por este motivo, estamos seguros que en Andalucía, al menos el pequeño y mediano comercio, no aplicará esta medida mientras sigamos inmersos en la crisis económica", sostuvo el secretario de la organización, José Guerrero.

Insistió en la no obligatoriedad de esta norma. Aunque el directivo de la CECA la calificó como "interesante y positiva", consideró que llega con retraso en el tiempo, puesto que a día de hoy las comisiones que los bancos imponen al comercio por la aceptación de tarjetas de pago, en torno al 1%, son bastante inferiores a las soportadas hace unos años, situadas en un 6%.

Aun así, Guerrero señaló que el sector "debe seguir luchando para que este porcentaje siga bajando y las entidades financieras apliquen al pequeño y mediano comercio las mismas comisiones que ofrecen a las grandes cadenas de distribución comercial".

"Los comerciantes soportan comisiones medias del 1% del importe de la operación cuando el promedio debería situarse entre el 0,1% y el 0,2%, por lo que en el caso de que en un futuro las entidades bancarias quisieran imponernos comisiones abusivas, con la nueva Ley de Servicios tenemos cobertura legal para poder trasladarlas al importe final de los productos", agregó.

Por último, consideró que recurrir a la aplicación de este recargo adicional de precio es algo a lo que "no nos gustaría vernos abocados, ya que nuestra intención es favorecer el consumo y este hecho, frenaría a los consumidores a la hora de realizar sus compras".

 

  • 1