Economía

El comercio andaluz prevé que esta Navidad mejore la pasada

Espera un aumento de las ventas pero menor facturación al bajar los precios

el 19 dic 2009 / 21:06 h.

La sevillana calle Tetuán con el alumbrado navideño.

Las ventas repuntarán ligeramente en la actual campaña de Navidad respecto a la de 2008, pero no llegarán a los niveles de años anteriores, mientras que la facturación bajará entre un 5% y un 10% debido a las reducciones en los márgenes comerciales por el recorte precios.

Carlos Bejarano, director del departamento de Proyectos de la Confederación Empresarial del Comercio de Andalucía (CECA) , explica que, aunque el consumo en general es muy bajo, algunos datos son alentadores, como la ligera mejoría en el índice de confianza de los consumidores.

Esto imprime un "cierto optimismo o amortigua el pesimismo" sobre la evolución de un sector que depende en gran medida de las Navidades, pues un 70% de los comercios andaluces hacen el 25% de las ventas anuales en estas fechas y, en el caso de la perfumería y los juguetes, llega hasta el 70%.

Para incentivar el consumo, el año pasado la CECA pactó con la Junta de Andalucía el adelanto de la campaña de rebajas de enero, sobre todo porque, además de la fuerte crisis económica, el factor psicológico pesaba mucho en las decisiones de consumo.

Sin embargo, ese factor se ha amortiguado un poco y se prevé "que siga mejorando", aunque la campaña de otoño de 2009 ha sido para el 70% de los comercios más negativa que la de 2008, fundamentalmente ante la falta de confianza, el endeudamiento de los hogares y la climatología, muy cálida para la época del año.

Sin rebajas. Los comerciantes, aunque no han optado por adelantar las rebaja, han aplicado descuentos en los precios a costa de reducir los márgenes de beneficio, que han alcanzado hasta el 20%, para incentivar el consumo. Y, en otros casos, se han hecho promociones, aunque no de forma relevante.

También la CECA, en colaboración con la Consejería de Comercio, ha desarrollado campañas específicas para estimular el consumo, entre ellas la acometida, desde el 18 de diciembre hasta el 4 de enero, en las calles más comerciales de la comunidad con el lema

La felicidad no se compra, se regala y con la que se pretende fomentar un consumo razonable y sostenible en Navidad.

La CECA pronostica que en los próximos seis meses se notará el cambio tendencia del consumo y que la normalidad llegue en el segundo semestre de 2010.

  • 1