Cultura

El cómic invade el Casino con disfraces, juegos y novedades

Exposiciones, autores de renombre y actividades para toda la familia durante el fin de semana.

el 26 nov 2010 / 20:21 h.

Un grupo de chavales espera ansioso en la puerta del Casino de la Exposición. Tras varias semanas calentando motores con cursos, mesas redondas y exposiciones, ayer a las 12 del mediodía arrancaba oficialmente el XI Encuentro del Cómic y la Ilustración de Sevilla.

Se abren las puertas y todos entran, con un nerviosismo contenido pero con ilusión en sus caras por ver qué historias y actividades les aguardan en cada uno de los expositores.

Además de la chavalería impaciente, entre los ojeadores de cómic se halla el director de la iniciativa, Francisco Cerrejón, que destaca la importancia de esta edición por ser la que más autores tiene, con un total de 32, de los cuales un tercio son sevillanos, caso de Ricardo Cadenas.

Otros nombres como Emile Bravo (Mi mamá conoce a Buffalo Bill), el gaditano Carlos Pacheco (Ultimate Thor), o los recientes ganadores del Premio Nacional de Cómic, Kim y Antonio Altarriba (El arte de volar) son las principales atracciones para aquellos apasionados de la lectura gráfica.

El director estuvo acompañado por la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño; el director general del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), Raúl Perales, quién definió al cómic como "la expresión de la realidad social de la juventud" y destaca que "fomenta la lectura y el pensamiento crítico".

Entre tebeos, juegos y chapas se pudo ver a Elvira Saint-Gerons, directora de la Fundación Tres Culturas, que también abre el Pabellón de Marruecos al cómic con la expo en cartel hasta el próximo 9 de enero.

Es día de visita escolar y bajo la cúpula del Casino no paran de corretear niños queriendo leer todos los tebeos a la vez. Los clásicos no faltan en los expositores como Spiderman, Batman o Resident Evil. En el de la editorial sevillana Bizancio se ve el premiado Medusas y ballenas de Cristina Vela, ganadora del certamen de cómic del programa Desencaja del IAJ y cuyo cómic se exhibe a lo grande en la Casa de la Provincia.

Entre algo de manga y algún puesto de ropa algo heavy, no podía falta el flamencólogo sevillano Fernando González-Caballos, con su cómic flamenco Gerundino, basado en la serie de animación del mismo nombre.

En la zona Fanzines hay un espacio para las autoediciones. Samuel habla con ilusión del tebeo que tanto les ha costado editar. "Hemos estado en otros encuentros en Madrid, Barcelona y Zaragoza, y éste es nuestro cuarto año aquí", dice orgulloso. Adobo es el nombre de su cómic, título tan sevillano como ellos.

Unas luces nos deslumbran y de repente comienza una lucha encarnizada entre jedis. A su lado, la mesa de Star Wars conserva como una reliquia el casco de Darth Vader o una copia parlante de R2D2, entre otras armas de lucha y espadas láser.

Los más peques se entretienen dibujando a sus héroes de cómic favoritos, inventando nuevos disfraces y poderes para ellos, con juegos de mesa o fabricando sus propias muñecas japonesas Teru Teru Bozu. También pueden salir con el rostro pintado de héroes mundialmente conocidos como Spiderman o Doraemon, "que me lo piden mucho", bromea la chica encargada de tan hábil tarea.

Y esto no ha hecho más que empezar... Hoy y mañana, más.

  • 1