viernes, 16 noviembre 2018
09:03
, última actualización
Cofradías

El comienzo que no pudo ser

La Hermandad de la Paz permaneció recogida por las inclemencias.

el 01 abr 2012 / 21:38 h.

El Domingo de Ramos no pudo empezar de peor manera: la amenaza de lluvia impidió a la Hermandad de la Paz, que tradicionalmente abre la Semana Santa, hacer su estación de penitencia. Retrasó la decisión una hora pero la previsión meteorológica que le dieron a las dos de la tarde, que fijaba un riesgo de lluvia del 80% hasta las seis de la tarde -como así ocurrió-, les llevó a desistir.

La Paz, que tras abandonar el Porvenir debe atravesar el parque de María Luisa, no tiene posibilidad de refugiarse hasta la Universidad, lleva un cortejo con muchos niños y este año además el Señor de la Victoria estrenaba la nueva túnica bordada por Manuel Solano con diseño de Fernando Aguado.

El hermano mayor, Santiago Arenado, anunció la mala noticia a las 13.55 horas y sus palabras fueron recibidas con una cerrada ovación. A nadie se le escapaba que las circunstancias meteorológicas no dejaban muchas opciones. "Debemos fiarnos de los profesionales ", dijo Arenado en relación con los técnicos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), a lo que añadió, dirigiéndose a sus hermanos, "gracias por la espera y vuestra ilusión" en un Domingo de Ramos que definió como "triste".

La decisión causó una honda decepción entre el numeroso público congregado en el barrio de El Porvenir, entre ellos el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido (PP), y el cantante Manuel Lombo. Aunque las previsiones meteorológicas y la propia evolución del día hacían temer lo peor, la esperanza se mantuvo hasta el último momento. La lluvia impidió que la Semana Santa sevillana comenzara a la manera tradicional, con La Paz siendo la primera en la calle.

  • 1