Local

El Comité Electoral iraní oculta a la oposición detalles de los resultados

El Comité Electoral Nacional de Irán denegó ayer al candidato conservador, Mohsen Rezaei, las cifras detalladas de los votos que reclamó de los polémicos resultados de las elecciones presidenciales del pasado viernes, denunciados por los partidos de la oposición como fraudulentos.

el 16 sep 2009 / 04:28 h.

TAGS:

El Comité Electoral Nacional de Irán denegó ayer al candidato conservador, Mohsen Rezaei, las cifras detalladas de los votos que reclamó de los polémicos resultados de las elecciones presidenciales del pasado viernes, denunciados por los partidos de la oposición como fraudulentos.

"La ley no otorga ese derecho a los candidatos", fue la respuesta del director del Comité Electoral, Kamran Daneshyu. Rezaei acusó el miércoles al Comité de retrasar de forma consciente los resultados detallados para evitar que los candidatos pudieran presentar una queja formal al Consejo de Guardianes, órgano que debe validar el escrutinio. Además, advirtió que si no le eran mostrados antes de la medianoche, pediría la revisión de todas las urnas.

El Consejo de Guardianes, que ha aceptado realizar un recuento parcial de las urnas sujetas a objeciones, anunció ayer que los tres candidatos derrotados han presentado un total de 646 denuncias sobre irregularidades cometidas durante las elecciones, según informó ayer su portavoz. El citado consejo, integrado por seis clérigos y seis juristas, debe validar los resultados presentados por el Ministerio de Interior para que sean oficiales. En sus treinta años de existencia, jamás ha tomado una decisión de tal calibre como es la anulación de los comicios, que exige la oposición.

Por su parte, el líder de la oposición iraní, Mir Husein Musaví, participó ayer en una multitudinaria manifestación de duelo por las víctimas de la represión policial tras las revueltas organizadas por sus partidarios después de conocer el resultados de las elecciones y la victoria del actual presidente, Mahmud Ahmadineyad.

El ex primer ministro llegó en coche a la plaza del Iman Jomeini en el centro de Teherán, y se dirigió a la multitud desde el antiguo edificio de telecomunicaciones, que cubre toda la parte sur de la amplia plaza. Como en jornadas precedentes, cientos de miles de personas desfilaron en silencio y en calma por el centro de la capital en apoyo a las reclamaciones de la oposición. La novedad de ayer fue que la mayoría vestía de negro en señal de luto, como el miércoles pidió el propio Musaví a través de su censurada página web.

Los mismos testigos indicaron que decenas de miles de personas afluyeron durante todo el día a la plaza Iman Jomeini, algunos con pancartas en las que se leían consignas como "¿Quién ha matado a nuestros hermanos?" y "¿Dónde están los muertos?"

Además, la Asociación de Clérigos Combatientes, una de las principales plataformas reformistas, ha pedido al Gobierno que autorice una gran manifestación el sábado en favor del candidato reformista Mir Husein Musaví. La concentración tendría lugar a lo largo de la emblemática calle Enguelab hasta la plaza de Azadí, en el oeste de la ciudad, donde el pasado lunes al menos siete personas perdieron la vida en un choque entre manifestantes y grupos de milicianos afines al Gobierno.

Por último, los gobiernos de la Unión Europea estudian emitir una declaración común sobre las protestas que se han sucedido en Irán tras las elecciones presidenciales, según adelantaron ayer fuentes comunitarias. La situación en aquel país, que ya fue tratada por los ministros europeos de Asuntos Exteriores el lunes pasado en Luxemburgo,se traducirá hoy en una nueva declaración, con motivo de la cumbre de líderes de la UE que se celebra en Bruselas. "Es terriblemente preocupante y por supuesto vamos a discutirlo. Creemos que debe haber una investigación sólida de todas las alegaciones" de fraude electoral, explicó ayer a su llegada a la cumbre la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.

  • 1