Local

El conde de Luna fallece a los 60 años

Las apariciones de Manuel Roca de Togores en el palquillo del Real Cuerpo delataban el fragor de la lucha a brazo partido con la enfermedad.

el 14 sep 2009 / 20:56 h.

TAGS:

Las apariciones de Manuel Roca de Togores en el palquillo del Real Cuerpo delataban el fragor de la lucha a brazo partido con la enfermedad, que ha terminado por ganarle la mano. Su rostro, más o menos recobrado dependiendo de las fases de la enfermedad, era el espejo de esa dura batalla en la que nunca volvió la cara.

Pero el conde de Luna, que siempre mantuvo su empaque aristocrático hasta en los momentos en los que más duro le golpeó la enfermedad, había empeorado notablemente después del verano.

Muy pocos meses antes, en la Feria de Abril, Manuel Roca se había asomado ¿por última vez? a su plaza de la Maestranza en una corrida de toros en la que recibió el brindis de Enrique Ponce. Hacía ya cuatro años que luchaba contra el cáncer, dos de ellos en la prórroga de su tenencia al frente de la corporación nobiliaria, una institución que cobró nuevos bríos y recorrió nuevos caminos en el mundo de la Cultura y las Artes en los seis años en los que él llevó las riendas del Real Cuerpo, en el que sucedió a Tulio O'Neill, marqués de Caltójar, en el año 1999. En 2005 fue relevado por el actual teniente de hermano mayor, Alfonso Guajardo-Fajardo y Alarcón.

Precisamente esa puesta al día de la Real Maestranza, la apertura al panorama cultural de la ciudad, la apuesta decidida por la excelencia universitaria, la promoción de la mejor vanguardia de las Bellas Artes en el cartel anunciador de la temporada taurina sevillana y la consolidación del pregón taurino como el acto de gran altura intelectual que hoy es fueron los pilares de una tenencia en la que caminó estrechamente unido al también desaparecido y muy recordado pintor Juan Maestre, caballero maestrante al que se le dinosticó el cáncer algún tiempo después que al conde de Luna, y que recibió un fuerte mazazo con la muerte de su estrecho colaborador, fallecido hace poco más de un año, cuando ya la enfermedad iniciaba un camino sin retorno en Manuel Roca de Togores.

Andrés Lasso de la Vega, maestrante y muy allegado al fallecido por lazos familiares, destacaba ayer la entereza con la que había afrontado la enfermedad: "Ha luchado como un toro, con una fuerza y ejemplaridad inigualables". Lasso también recalcó que Manolo Roca -que así era conocido entre sus íntimos- permaneció pendiente de hasta el último detalle de sus negocios agrícolas "hasta el último momento".

funeral. El conde de Luna falleció ayer a las nueve de la mañana. Posteriormente, los restos fueron trasladados al Hospital de la Hermandad de la Santa Caridad para ser velados por sus familiares y allegados. A las 10.30 de hoy se celebrará una misa por su eterno descanso en la iglesia de San Jorge -en la propia institución hospitalaria- antes de su traslado al cementerio de San Fernando, donde sus restos serán incinerados.

Posteriormente, sus cenizas serán depositadas en el panteón familiar, en el mismo camposanto. La Real Maestranza de Caballería anunciará en breve la celebración del funeral oficial en la capilla del Real Cuerpo. Manuel Roca de Togores y de Salinas había cumplido 60 años el pasado día 24 de noviembre. Estaba casado con Cristina Lora y tenía dos hijas.

  • 1