Local

El conflicto de la huelga de basura se enquista y da paso a la batalla judicial

CCOO denuncia a Lipasam por incumplir los servicios mínimos. El Ayuntamiento cree que son insuficientes y exige más ante el TSJA

el 31 ene 2013 / 11:09 h.

TAGS:

  • Lejos de acercarse, las posturas de los trabajadores de Lipasam y la dirección de la empresa -que depende en exclusiva del Ayuntamiento de Sevilla- están cada vez más alejadas. Tras cuatro días de huelga y con más de 2,3 millones de kilos de basura en las calles de la ciudad, ayer quedó patente que el conflicto está enquistado y está alcanzando unas cotas de tensión que hacen muy difícil la negociación. Además, han entrado en juego los tribunales por el asunto de los servicios mínimos, aunque por cuestiones muy diferentes en uno y otro bando. Mientras que la dirección de Lipasam considera que son insuficientes, la plantilla denuncia que estos se están incumpliendo con el consentimiento del consistorio.

    El Ayuntamiento, a través de su delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, fue el primero en salir ayer a la palestra para insistir en los actos vandálicos que supuestamente están cometiendo algunos trabajadores de Lipasam e insistió en que el Ayuntamiento no se sentará a negociar mientras estos se sigan produciendo. Además, afirmó que, a pesar de que los servicios mínimos marcados por la Junta son del 30%, este porcentaje no se corresponde con el volumen de residuos retirados en las calles desde que se inició la huelga, en la noche del pasado domingo. El Ayuntamiento informó a través de una nota de que ya se acumulan 2,3 millones de kilos de basura en la calles de la capital hispalense, lo que supone un 21,5% del total.

    Desde CCOO, la versión absolutamente contrapuesta. El presidente del comité de empresa de Lipasam, Antonio Bazo, acusó al Gobierno local de Juan Ignacio Zoido de "echar un pulso" a la plantilla de la empresa pública y de "engañar" a la ciudadanía hablando de actos vandálicos que, según el representante de los trabajadores, no han sido cometidos por miembros de la plantilla. Además, CCOO anunció que ha denunciado ante la Inspección de Trabajo a la dirección de Lipasam por el incumplimiento de los servicios mínimos. Para hoy, tiene previsto presentar una denuncia por la vía penal por ir contra el derecho de los trabajadores y otra por lo Social por vulnerar los derechos fundamentales de la plantilla de la empresa pública.

    Así, Bazo enseñó a los medios de comunicación unas fotografías realizadas el pasado miércoles y ayer en las que se observan vehículos denominados brigadas, destinados a la limpieza viaria, recogiendo basuras. Las imágenes también muestran camiones de Lipasam encargados de recoger desechos sanitarios que quitan de las calles otro tipo de basuras, algo que es "ilegal". A ello se suman las cubas puestas en algunas vías de la ciudad por parte de los comerciantes para echar desechos, algo que está prohibido por ordenanza municipal. Asimismo, otra fotografía muestra a personal de Protección Civil recogiendo basuras, algo que negó rotundamente por la mañana Vílchez.

    "Los trabajadores hemos sido respetuosos con los servicios mínimos, algo que no está haciendo la empresa", destacó Bazo, quien explicó que el miércoles la dirección de Lipasam intentó sacar a la calle 15 vehículos averiados para ser reparados en talleres externos. "La Policía fue la que nos avisó de lo que estaban haciendo", lo que evitó que finalmente salieran del parque de Lipasam, informó.Por otro lado, aludiendo a las "mentiras" del Gobierno local, aseguró que tanto la Policía Nacional como la Local niegan que se hayan abierto diligencias contra tres trabajadores de Lipasam por volcar contenedores tal y como dijo el delegado de Urbanismo por la mañana. En este sentido, negó que se estén produciendo quemas sucesivas de contenedores y achacó a "un pirómano" los que han salido ardiendo en la zona de La Oliva, "algo que se investiga desde hace más de 15 días"."El Ayuntamiento se escuda en los actos vandálicos para no negociar pero eso es una excusa para esconder las causas reales, aunque nosotros estamos dispuestos a sentarnos cuando nos llamen", indicó Bazo. CCOO teme que este "tensionar la cuerda" tenga como objetivo "desprestigiar los servicios públicos" de cara dar entrada a la gestión privada.

    Por último, el sindicalista Rafael Fernández Serra, se preguntó si "los ciudadanos de la Ronda Histórica son más sevillanos que los de Pino Montano o Miraflores", ya que los servicios mínimos se están concentrando en las grandes vías de la capital hispalense y en el Casco Histórico, algo que es, expresó, "discriminatorio".-->-->-->

    • 1