Deportes

El consejero Castaño abre un frente en plena paz

El consejero Manuel Castaño dijio ayer que él cambiaría la dirección deportiva y la dirección de comunicación. "No se puede seguir así", sentenció.

el 10 mar 2010 / 21:09 h.

Las victorias ante el Cartagena y el Rayo Vallecano, y de refilón la decisión de la Audiencia Provincial de excluir todo lo ocurrido en 1992 de la investigación que lleva a cabo la jueza Mercedes Alaya, han convertido el devenir de la actualidad del Betis en un cómodo tránsito de pocas o ninguna noticia entre partido y partido, pero el club verdiblanco está tan poco habituado a la paz total que siempre da pie a algún sobresalto, sea del tipo que sea. Lo más llamativo del último es que proviene de la misma entidad. El protagonista es Manuel Castaño, consejero del área jurídica y responsable de la cantera, que el martes por la noche afirmó que él haría cambios en la dirección deportiva y el departamento de comunicación. De hecho, incluso pidió perdón a los béticos que se hayan sentido ofendidos por la radio oficial del club (Rafael Gordillo es el último ejemplo de esas polémicas radiofónicas).

"Tenemos que cambiar por convicción o por necesidad, porque no se puede seguir así. Es necesario cambiar en la dirección deportiva y en comunicación", dijo Castaño en Canal Sur, donde también fijó como prioridad "todo lo que tiene que ver con la atención al socio". Lógicamente, se le preguntó por el actual director deportivo, Manuel Momparlet, y respondió: "Yo no pido la cabeza de nadie, sólo digo que hay que cambiar las estructuras actuales en la dirección deportiva porque nos hemos ido a Segunda y está claro que algo se habrá hecho mal".

En cuanto a pasadas controversias derivadas de las críticas de los medios del club hacia ilustres nombres del beticismo o antiguos jugadores y técnicos, Castaño volvió a disculparse, como hizo cuando Gordillo fue atacado, pero también defendió a los que como él se sientan cada dos fines de semana en el palco: "Tampoco entiendo que a béticos de corazón que se sientan en el palco, más para sufrir que para disfrutar, se les insulte por parte de otros béticos que comparten un mismo sentimiento".

El único que se libró de la autocrítica de Castaño fue el jefe. Es más, el abogado defendió a Manuel Ruiz de Lopera tras decir que la presidencia de José León es "sui generis". Su teoría es que el máximo accionista debe recuperar el sillón de mando. "El presidente tiene que tener autonomía y capacidad de gestión. Por eso entiendo que Lopera tiene que volver a ser el presidente. Su gestión, ganando la Copa y jugando la Champions o descendiendo, siempre ha sido igual, lo que ha cambiado es que la pelotita no ha entrado", comentó.

REPROCHES EN PÚBLICO. Desde el club no polemizan en exceso con Castaño, al menos a viva voz. A lo largo del día sólo hubo un par de comentarios en la radio oficial. "Los trapos sucios se lavan en casa, como ha ocurrido esta mañana", indicaron. El responsable de comunicación, uno de los señalados, sí fue algo más tajante: "Mientras siga Lopera, Iván Larriba será el director de comunicación", zanjó. En privado, de momento, tampoco ha habido ningún toque de atención, según Castaño. "Todo lo que he dicho es por el bien del Betis y porque creo que es lo que hay que hacer", señalaba a primera hora de la noche.

  • 1