Deportes

El consejo augura un futuro "más que esperanzador" pese a los 73 millones de deuda

El Betis hace públicas las cuentas del ejercicio 2009-10 y el presupuesto de la 2010-11, que es de 26,2 millones.

el 26 may 2011 / 22:05 h.

El consejo presentará las cuentas a los accionistas el 29 de junio.
El Betis cumplió ayer lo prometido y no sólo dio fe de la convocatoria de la junta de accionistas del 29 de junio , también publicada en el Boletín Oficial del Registro Mercantil , sino que colgó en su web las cuentas del ejercicio 2009-10 y el presupuesto del 2010-11 , que tendrán que ser aprobados en la asamblea de finales del próximo mes. Las cuentas a 30 de junio del año pasado constatan la pésima situación económica del club, con una deuda que entonces sobrepasaba los 73 millones (73.385.899 euros para ser exactos, aunque ahora ronda los 85 millones, según el consejo) y unos fondos propios negativos superiores a los 8 millones (8.470.570 en concreto). Cuando Luis Oliver y su consejo presentaron la solicitud para acogerse a la Ley Concursal, reconocieron una deuda de 58,1 millones.

Las cuentas del pasado ejercicio, desglosadas y explicadas a lo largo de 52 páginas, dan fe del palo que supuso para el Betis el descenso a Segunda. En junio de 2009, después de la última temporada en Primera, el club tenía un patrimonio neto de 32,4 millones y fondos propios por valor de 27,2 millones. La pérdida de categoría redujo drásticamente los derechos televisivos (de 22,3 millones a 2,3) y los ingresos por carnets (de 10,9 a 8 millones) y por supuesto depreció la plantilla pero no su coste (26,8 millones se gastó el Betis en los futbolistas en la 2009-10). Aun así, la deuda a largo plazo (pasivo no corriente) se redujo en casi ocho millones (de 28 a 20,8), pero lo grave es que la deuda a corto plazo (pasivo corriente) aumentó de 46,5 a 52,5.

En total, el patrimonio neto y pasivo bajó en casi 40 millones de euros (de los 106,9 a 30 de junio de 2009 a 69,4 un año más tarde). La cifra casi coincide con las pérdidas acumuladas sólo en el ejercicio 2009-10, que son de 36,2 millones antes de impuestos y 39,4 millones en total. En otras palabras, el Betis tuvo un déficit de 6.500 millones de pesetas sólo en un año.

A pesar de estos números tan catastróficos, el consejo vislumbra un futuro más halagüeño y cree que "existen altas probabilidades de alcanzar un convenio con la totalidad de los acreedores de la sociedad que garantice la viabilidad futura del club". También recuerda que el Betis ingresará cerca de 30 millones de euros por el contrato televisivo con Sogecable y augura "un futuro económico más que esperanzador". "Piénsese que el Betis será capaz de generar ingresos de explotación superiores a los 45 millones de euros en Primera", añade el consejo.

PRESUPUESTO AUSTERO. El club también divulgó ayer el presupuesto que propondrá a los accionistas para el ejercicio 2010-11, que debería haberse aprobado a finales del año pasado y no se hizo por un defecto de forma en la convocatoria del anterior consejo. El presupuesto, del que no se prevén grandes desviaciones porque se ha formulado con la temporada muy avanzada, es de 26.205.000 euros. Lo más llamativo, aparte de que entre los ingresos siguen constando los 2,3 millones de la televisión, es que el gasto que genera la plantilla pasa de los 26,8 millones del anterior ejercicio a 13,38 millones. Es decir, la mitad, algo de lo que ya presumió Luis Oliver y que se debe a la marcha de Sergio García, Mehmet Aurelio, Pavone o Damiá. En las cuentas figuran ingresos por valor de 9 millones procedentes de traspasos. También se contemplan 8 millones por los carnets.

  • 1