jueves, 21 febrero 2019
15:41
, última actualización
Deportes

El consejo decidirá esta misma semana si el 20-A hay junta de accionistas

El consejo de administración tiene previsto encontrarse esta semana para decidir definitivamente si mantiene o desconvoca la junta del 20 de agosto.

el 26 jul 2010 / 20:48 h.

Luis Oliver y José León, el sábado en el antepalco.
Falta menos de un mes para que el calendario señale el 20 de agosto y los béticos todavía no saben si la junta extraordinaria de accionistas convocada para ese día, como consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME), se celebrará o no. El consejo de administración, el órgano que en teoría tiene el poder desde que la jueza Alaya suspendió las acciones de Farusa, se reunirá esta semana, posiblemente el jueves, para decidir de manera definitiva si mantiene la convocatoria o la suspende, pero mientras tanto son muchos los accionistas que se han pasado por Heliópolis y se han acreditado para la asamblea sin que nadie les haya puesto problemas. Otra cosa es lo que ocurra dentro del consejo, donde hay dos corrientes: una no ve mal que se organice la junta y la otra es contraria a su celebración.

Luis Oliver anunció nada más aterrizar en el Betis que la junta tendría lugar, pero he aquí que ahora personifica el rechazo a la asamblea. La razón es sencilla: con las acciones de Farusa de su lado, antes de ser inhabilitadas, cualquier votación en la junta caería a su favor por mayoría, pero ahora su poder accionarial es minúsculo y lo normal es que el resto de accionistas votase su inmediata salida del consejo. De ahí su poca o nula predisposición a que haya junta antes de la ordinaria de diciembre. Con él se alinea el presidente, José León, lo que a su vez alimenta las sospechas de varios consejeros de que Manuel Ruiz de Lopera continúa detrás de todo.

En el bando opuesto, aunque hablar de bandos quizá sea un poco radical, aparecen los dos consejeros con más acciones en su poder, el vicepresidente Rufino González y el abogado Manuel Castaño. Quién lo iba a decir, teniendo en cuenta la guerra fría que mantienen desde hace años en pos de dilucidar quién tiene más títulos. De momento no cabe hablar de alianza entre los dos, pero igual hay que replantearse esta teoría a partir del jueves.

El sistema de votación será muy simple: un consejero, un voto. Son ocho las personas con derecho a voto: José León, Rufino González, Manuel Castaño, Luis Oliver, Jaime Rodríguez Sacristán, Antonio Álvarez, Francisco Nuchera y José María Blanco. La mayoría de consejeros pro Lopera es aplastante.

A todo esto, y en previsión de que el consejo apruebe la junta, ambos bandos andan enzarzados en una pequeña batalla por comprar más y más acciones (a peñas, a ex consejeros, a accionistas minoritarios...). El objetivo es controlar en la medida de lo posible las decisiones que se tomen en la asamblea. Y mientras tanto, la oposición sigue negándose a verse con Oliver y se pregunta por qué es él quien toma las decisiones a pesar de tener una acción. "Ahora es el momento de que la junta directiva tome las determinaciones que debe tomar", exigió ayer Emilio Soto, portavoz de Béticos por el Villamarín. "Oliver no puede anular la asamblea del día 20. ¿Qué quieren, que venga la Guardia Civil a echarlos?", advirtió.

  • 1