Deportes

El Consejo sigue menguando

José Manuel Villarán dimitió el viernes como consejero del Betis. La noticia, conocida ayer, no supone ningún trauma para el club, pero sí es significativa a dos semanas de la junta de accionistas: en la mesa del consejo de administración faltarán nueve de los miembros que había el año pasado.

el 14 sep 2009 / 21:08 h.

José Manuel Villarán dimitió el viernes como consejero del Betis. La noticia, conocida ayer, no supone ningún trauma para el club, pero sí es significativa a dos semanas de la junta de accionistas: en la mesa del consejo de administración faltarán nueve de los miembros que había el año pasado.

Quien crea que Manuel Ruiz de Lopera cada vez se deja aconsejar menos tendrá razón, pero por una simple razón cuantitativa: cada día que pasa hay menos consejeros en su consejo de administración. Ya es público que el máximo accionista dirige el club según su criterio, pero no deja de ser llamativo que en la foto de la próxima junta de accionistas habrá nueve bajas respecto a la del año pasado: ocho dimitieron y otro desapareció sin más explicaciones (Javier Páez). Y también habría que sumar a Víctor López, que abandonó el puesto en noviembre, apenas un mes antes de la asamblea. Desde julio de 2006, hace menos de un año y medio, se han ido diez de los dieciséis componentes del flamante consejo que se presentó de la mano de Pepe León.

Villarán, que el domingo ya no estuvo en el palco ni en la reunión de la que salió la destitución de Héctor Cúper, es el último. Los primeros, al menos a partir de la pasada junta, fueron Fernando Rubiales, que intentó en vano modernizar el departamento de comunicación del club, y Francisco Sánchez, ex concejal del ayuntamiento de Dos Hermanas, a raíz del incidente del busto de Lopera en el derbi de Heliópolis. En abril se desató la crisis del guau guau, que derivó en la dimisión de Óscar Arredondo, uno de los veteranos de Lopera. Y en junio, una vez que se salvó el equipo, se marcharon otros dos de los eternos compañeros del máximo accionista, Ángel Martín y Balbino de Bernardo, en su caso junto a Francisco Nuchera y Blas Ballesteros (consejero sólo desde marzo).

De todos los que han dimitido, sólo dos han sido sustituidos: Páez, depurado sin que oficialmente se anunciara nada, fue recambiado por Luis Salcedo, también sobrino de Lopera; y Víctor López, encargado del área médica, vio cómo su lugar era ocupado por Antonio Álvarez un año más tarde.

Consecuencia: hace quince meses, el consejo estaba formado por dieciséis miembros, y ahora hay diez. De los que llegaron con León ya sólo queda su sobrino, Diego García.

  • 1