Local

El Consejo ve "difícil" realojar a los afectados

Urbanismo reduce medio millar de sillas la licencia para la Carrera Oficial.

el 26 dic 2009 / 19:02 h.

TAGS:

Sillas de la Carrera Oficial en La Campana.
Los 500 afectados por la rebaja de sillas de la Gerencia de Urbanismo a la licencia de ocupación de la vía pública concedida para la Carrera Oficial al Consejo de Hermandades y Cofradías van a tener muy complicado ser reubicados en otras zonas.

Así lo manifestó ayer en declaraciones a la Cadena SER Manuel Nieto, secretario del organismo cofradiero, quien admitió que será "difícil realojar a los afectados" ante la dificultad de que queden sillas libres para ello.

Nieto aseguró que "el Consejo está muy preocupado por los abonados que se queden sin sitio en la Carrera Oficial". Sin embargo, reconoció que "aunque estos afectados tendrán preferencia en el caso de que haya sillas que queden libres, no va a ser fácil que esto suceda".

El secretario del Consejo admitió que va a ser "difícil realojar" a los damnificados por este recorte de 500 sillas realizado por Urbanismo para que la Carrera Oficial cumpla con la normativa vigente de seguridad de los espectáculos públicos.

En cualquier caso, Nieto emplazó a la conclusión del proceso de renovación de los abonos de las sillas de la Carrera Oficial para esperar a cuantificar las bajas que se produzcan. Este periodo de renovación comenzará el próximo 13 de enero, según la información que ofrece la web del Consejo.

El recorte de 500 sillas supone un número muy inferior a las 7.000 de las que se habló en un principio. El aforo definitivo de la Carrera Oficial será de 29.500 sillas.

La clave de la negociación entre el Consejo y Urbanismo para cumplir la normativa de seguridad ha estado en dividir la Carrera Oficial en cuatro zonas: Campana, Sierpes, Avenida y la plaza Virgen de los Reyes, de manera que no fuera aplicable sobre la carrera oficial el reglamento de espectáculos públicos del año 82.

Desde un primer momento, el Consejo de Cofradías cuestionó el grado de aplicabilidad de muchos de los preceptos recogidos en la normativa vigente, entre ellos la obligación de que las sillas deban estar grapadas entre sí para no desplazarse, algo que impediría desmontarlas diariamente.

El Consejo de Cofradías abona un canon de 48.000 euros al Consistorio por ocupación de las sillas en la vía pública y recauda casi tres millones de euros, dinero que se reparte entre las cofradías en función del número de pasos.

Esta polémica surgió en mayo cuando un informe de la Secretaría General del Ayuntamiento hizo encender todas las alarmas. Según este documento, la adaptación de la Carrera Oficial a los criterios de seguridad costaría casi un 25% del aforo actual, en el que se instalan más de 30.000 sillas.

El mismo presidente del Consejo, Adolfo Arenas, admitió entonces la necesidad de "reestructurar la Carrera Oficial" por motivos de seguridad.

  • 1