Local

El consenso reside en la Constitución

Los gritos contra Zapatero son los mismos que recibía Suárez en la Transición. Las ideas de los autores tampoco han cambiado, pero sí los protagonistas. Entonces eran nostálgicos y militarones como Camilo Menéndez que nunca reconocieron que ETA había nacido con y por el franquismo.

el 14 sep 2009 / 21:06 h.

Los gritos contra Zapatero son los mismos que recibía Suárez en la Transición. Las ideas de los autores tampoco han cambiado, pero sí los protagonistas. Entonces eran nostálgicos y militarones como Camilo Menéndez que nunca reconocieron que ETA había nacido con y por el franquismo. Los militarones de hoy son otros, un cambio tan profundo que les da poder y autoridad moral en todo el planeta. El vocerío actual procede del sector de la AVT ligado a Alcaraz, que es minoritario entre las víctimas directas del terrorismo. Ha contado con apoyo del PP, que está retirándolo en la medida en que Alcaraz y los suyos se sitúan fuera del sistema. No estaría de más que Rajoy reconociera el error. No obstante, el futuro solitario de Alcaraz vendrá por las víctimas que valoran el consenso constitucional, que continuará existiendo mientras la Constitución esté viva.

El propósito del consenso era la Democracia, con el fundamento principal de otorgar el gobierno a quien obtenga la mayoría parlamentaria. Para gobernar no es obligatorio consensuar nada porque impediría hacerlo de acuerdo con la ideología ganadora; otra cosa son los pactos y acuerdos que convengan a cada circunstancia, y la llave de mando la tiene quien gobierna, razón que Acebes no entiende y le da un porvenir tan lúgubre como a los gritos de Alcaraz.

Juan José Fernández Trevijano es periodista

  • 1