El conservatorio América Martínez toca en el centro Metromar por las víctimas de Haití

Al ritmo de la canción del Cola Cao o de la banda sonora de West side story, los niños de Mairena del Aljarafe pidieron ayuda para los damnificados por el terremoto de Haití. De esta original manera los estudiantes de segundo a cuarto de elemental del conservatorio de música América Martínez quisieron aportar su granito de arena para la reconstrucción del país.

el 29 ene 2010 / 21:26 h.

Concierto solidario en Metromar.

El lugar escogido, el centro comercial Metromar, se convirtió durante unas horas en auditorio y las personas que aprovechaban la tarde del viernes para hacer unas compras, actuaron como público y pudieron disfrutar de las piezas que interpretaron los alumnos del conservatorio.

"La idea se le ocurrió al presidente de la asociación de Padres y Madres (AMPA) y nos encantó. Los niños han respondido de una manera extraordinaria y todos se querían apuntar", explicaba Manuela Carrero, directora del conservatorio de Mairena, que también agradeció que Metromar le abriera las puertas "de par en par".

Los niños estuvieron tocando de seis a siete de la tarde y, para comenzar, lo hicieron interpretando varias piezas a piano y guitarra para acabar con la actuación de la orquesta al completo y el aplauso del público, que emocionado, se había ido acercando seducido por la música que salía de sus instrumentos. Para muchos niños era la primera vez que tocaban para un público abierto fuera del conservatorio, pero la causa les hizo olvidarse de todos sus miedos y vergüenzas.

"Los niños han estado trabajando muchísimo durante la última semana", comentaba muy orgullosa Mercedes López, la madre de uno de los alumnos, que asistió al concierto. "Nos lo dijeron la semana pasada y desde entonces hemos estado ensayando, nos hemos juntado muchos niños de varios cursos", explicaba por su parte Christina Rod, una alumna de segundo de elemental que participa en la orquesta tocando la trompa.

Los fondos que se recogieron de las cuatro huchas que los niños colocaron serán destinados a Unicef y su proyecto en Haití. Esta actuación se une a las muchas medidas y acciones que se están llevando a cabo desde los distintos colegios de la provincia para recaudar fondos para los damnificados por el terremoto que azotó a Haití. Unas acciones que, por cierto, han dejado al descubierto los mejores sentimientos de las nuevas generaciones.

"La actuación me ha gustado muchísimo y es extraordinario ver cómo los más jóvenes se movilizan para ayudar a otros niños de su edad. La verdad que es algo muy emocionante y no dudo que recaudarán muchos fondos. Yo desde luego ya he aportado mi granito de arena", comentaba Pepita González, una de las asistentes al concierto, que sorprendida asistió a cómo el centro comercial había cambiado su tradicional hilo musical por una deliciosa música de orquesta.

Los alumnos del conservatorio volverán a actuar el próximo 24 de febrero en el centro comercial Alto Simón Verde con motivo del Día de Andalucía.

  • 1