Local

El Consistorio abre un concurso para poder privatizar la zona azul

El Pleno validará un nuevo modelo de gestión y, de paso, iniciará el proceso de ampliación de las plazas. El contrato con Aussa, vigente desde 1997, expira el próximo año.

el 21 jun 2013 / 07:30 h.

TAGS:

En Sevilla hay unas 4.400 plazas de aparcamiento en zona azul.La ampliación de la zona azul está marcada en rojo en los planes del Consistorio. Tanto que en octubre llegó a esbozar en un documento zonas como Torneo, Bami, Cartuja y en especial Nervión, como lugares potenciales para acometer esa modificación que supondría doblar el número de plazas de parking. Pero antes debe firmar un nuevo contrato. Ese proceso se iniciará en el Pleno, donde el Gobierno local propondrá un cambio del modelo de gestión de la zona azul que puede derivar en la privatización del servicio que desde 1997 está en manos de Aussa, una empresa creada por el Ayuntamiento que tiene a Tussam como accionista mayoritario (51%). El nuevo contrato se acometerá bajo la misma fórmula que se emprendió con el servicio de la grúa, que también gestionaba la empresa Aussa hasta que en 2011 expiró el contrato y se adjudicó en un concurso público a una nueva entidad, la empresa Setex Aparki. En el caso de la zona azul, el contrato expira en 2014, tras haberse renovado por un año más –seis meses ampliables a otros seis–. Pero en los planes del Consistorio ya figura un cambio de modelo. La propuesta elevada al Pleno refleja pasar de una gestión indirecta a través de una sociedad mixta, es decir, participada por el Ayuntamiento, al modelo de concesión, por lo que la empresa gestionaría el servicio “por su propia cuenta y ventura”. Eso implica que el Ayuntamiento debe ejercer una labor supervisora, pero no tiene que participar directamente como hasta ahora lo hace con Tussam en el accionariado de Aussa. La incógnita es si Aussa, como sociedad mixta, puede concurrir al concurso que supondrá la privatización del servicio. Fuentes municipales señalan que, al igual que con el servicio de grúa, Aussa podría concurrir a este concurso. Sí que está claro que, de perder esta encomienda de gestión, el futuro de Aussa se vería en vilo, ya que la regulación de la zona azul le supone buena parte de sus ingresos. De hecho, ya sufrió un varapalo al quedarse sin el servicio de grúa municipal. Lo que le restaría, por tanto, sería la gestión de cinco aparcamientos subterráneos en la capital (José Laguillo, Triana, El Arenal y Cisneo Alto, concedidos por el Consistorio, más el del aeropuerto); y otros servicios menores en enclaves como Jaén, Ciudad Rodrigo o Úbeda. En paralelo al futuro de Aussa, está el nuevo modelo de zona azul. El cambio se justifica en la propuesta del Ayuntamiento de una “posible nueva ordenación del estacionamiento regulado en superficie”. A partir de la aprobación de este punto en el Pleno de este mes, el Consistorio hispalense deberá redactar los pliegos de condiciones para un concurso público al que podrán presentarse empresas del sector privado.

  • 1