domingo, 21 abril 2019
08:37
, última actualización
Local

El Consistorio afirma que ningún chabolista ha solicitado vivienda

Las familias chabolistas huidas del Polígono Sur pueden acceder a una vivienda social si lo solicitan, si hay pisos disponibles y si obtienen la puntuación necesaria en el análisis que realizan los técnicos de Bienestar. Pero hasta ahora ninguna lo ha pedido. Sólo se han tramitado peticiones de ayudas económicas.

el 16 sep 2009 / 07:27 h.

TAGS:

Las familias chabolistas huidas del Polígono Sur pueden acceder a una vivienda social si lo solicitan, si hay pisos disponibles y si obtienen la puntuación necesaria en el análisis que realizan los técnicos de Bienestar. Pero hasta ahora ninguna lo ha pedido. Sólo se han tramitado peticiones de ayudas económicas.

El Gobierno local lleva ya dos semanas sin lanzar un mensaje claro sobre las posibilidades que tiene el Ayuntamiento de participar en un supuesto realojo de los chabolistas huidos del Polígono Sur, una vía que ha aprovechado el PP para criticar la descoordinación entre las delegaciones y entre la Junta y el Ayuntamiento. Ayer, fue la delegada de Bienestar Social, Emilia Barroso, quien trató de zanjar este debate e introdujo un nuevo elemento: ninguna de las familias han pedido al Consistorio que les facilite un piso de urgencia social o de cualquier tipo. De momento, sólo han pedido ayudas económicas -por un importe máximo de 1.200 euros- que aún no han sido concedidas, ya que hay un plazo de revisión de los expedientes de hasta dos meses.

Pese a esto, la delegada subrayó ayer que los casos de las 41 familias chabolistas huidas del Polígono Sur y cuya titularidad -en la mayor parte de los casos- sobre las viviendas en las que residían ha sido cuestionada por la Junta de Andalucía pueden ser revisados por los servicios municipales, al igual que otros muchos de este tipo que se producen en la ciudad. "Si quieren solicitarla, se les aplicará el mismo baremo que al resto de personas. A partir de ahí se definirá si tienen derecho a estos pisos y, si es así, cuando les corresponda podrán optar a una vivienda", explicó la delegada de Bienestar.

El Ayuntamiento, a través de las Unidades de Trabajo Social, canaliza todas las demandas de pisos sociales que se producen en Sevilla. A partir de ahí, hay tres tipos de opciones: los pisos de la Junta de Andalucía a los que se accede por segunda adjudicación y que dependen de Epsa; las viviendas que son patrimonio del Ayuntamiento; y los inmuebles gestionados por Otainsa, que son para emergencias sociales y sólo pueden usarse como residencia durante un tiempo muy determinado y siempre que no cambien las condiciones económicas de los beneficiarios.

"Las familias chabolistas encajan más en esta tercera opción, aunque nosotros en estos casos ponemos a las familias en las tres listas de espera para encontrar la que se ajuste más a su perfil", explicó la delegada quien apuntó que los datos de los aspirantes se actualizan mensualmente y subrayó que apenas hay viviendas disponibles en estos momentos: "En todos los casos intentamos ocupar los pisos en cuanto se quedan vacíos, porque sabemos por experiencia que suelen ser objeto de ocupaciones y asaltos por la fuerza".

Para la Delegación de Bienestar Social, y en este extremo siempre han coincidido los responsables del Gobierno municipal a la hora de determinar su postura respecto a las familias chabolistas, estas personas no pueden tener acceso a ayudas por delante de otros sevillanos con las mismas necesidades de un hogar. Todos deben pasar por el mismo filtro, tener los mismos derechos y superar la misma evaluación realizada por los técnicos.

  • 1