martes, 11 diciembre 2018
23:41
, última actualización
Local

El Consistorio anuncia ahora rebajas en la zona azul para colectivos que lo pidan

El Ayuntamiento y el comité de empresa del Virgen del Rocío negocian un abono para empleados del hospital, descuento que exigen comerciantes de Bami.

el 10 jun 2014 / 23:16 h.

TAGS:

Uno de los nuevos parquímetros de la zona azul instalados ya en la barriada de Bami. / j. b. Uno de los nuevos parquímetros de la zona azul instalados ya en la barriada de Bami. / j. b. Si usted es vecino de Bami, de la zona de Luis Montoto entre la avenida de la Buhaira y el Nervión Plaza-El Corte Inglés, de la avenida Concejal Alberto Jiménez Becerril o de Pirotecnia podrá pagar 80 euros al año para no tener que echar monedas en los parquímetros nuevos cada dos horas (en el caso de Nervión el tope es una hora), pero si usted trabaja en estas zonas no tendrá bono o descuento que valga. A no ser que el Ayuntamiento llegue a un acuerdo con un colectivo que le represente. Por ahora, el único que está negociando con el Consistorio es el comité de empresa del Virgen del Rocío para que los empleados del hospital tengan descuentos y bonificaciones similares a las de los residentes. Según fuentes municipales, «el Gobierno local está abierto a negociar estos bonos como cualquier colectivo que se interese, ya sean mercados de abastos, asociaciones de comerciantes o trabajadores de centros hospitalarios». Una propuesta que llega una semana antes de que la zona azul empiece a funcionar en zonas como Bami (1.767 plazas de zona azul en 26 calles) con un fuerte rechazo de vecinos, comerciantes, trabajadores de la zona y usuarios de hospitales como el Sagrado Corazón o el Virgen del Rocío, que consideran que la medida tiene un «afán recaudatorio» y no acabará con el problema de los gorrillas. Lo cierto es que desde el Consistorio se explica que el nuevo contrato de la zona azul –que sigue en manos de Aussa– posibilita que se lleguen a acuerdos con colectivos para aplicar bonificaciones, si bien aún no se ha cerrado ninguno. Por ahora, al comité de empresa del Virgen del Rocío le han solicitado el número de trabajadores a los que podría beneficiar y la baremación a aplicar. Los trabajadores deben justificar que dependen de su coche para acudir a su trabajo y no tener rentas «elevadas». De firmarse, sería el primer convenio de este tipo en la ciudad. Con todo, pese a la manifestación convocada en Bami el próximo lunes y la recogida de firmas (ya van más de 4.000) contra la implantación de la zona azul a partir del día 18, el Ayuntamiento sigue adelante con su proyecto por el que las plazas de aparcamiento de pago crecen de 4.112 a 7.285. Eso supone mantener el mapa actual (Centro, Viapol y Los Remedios), aunque con algunas modificaciones: se reducirán en Los Remedios, se mantendrán casi inalterables en el Centro –solo cambian cinco plazas– y se amplía en la Macarena, con 229 plazas (avenida Concejal Alberto Jiménez Becerril) y Pirotecnia, con 722 plazas, más las de Bami y Nervión. Aussa tendrá su gestión durante diez años a cambio de un canon anual de 1,5 millones de euros. Mientras, tanto PSOE como IU exigieron ayer que el Gobierno de Zoido «paralice» y «revise» la implantación de la zona azul en Bami. El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, reclamó el consenso con vecinos, trabajadores y comerciantes y solicitó un estudio de movilidad que demuestre que la zona azul va a resolver los problemas del barrio. IU llevará al pleno de la próxima junta municipal del distrito Sur una propuesta para solicitar al Ayuntamiento que pare la implantación de la zona azul en Bami, «mientras no se alcance antes un acuerdo con los vecinos, comerciantes y trabajadores del barrio». El portavoz municipal de IU, José Manuel García, apuntó que Zoido «mintió descaradamente» cuando aseguró que había consensuado con residentes y comerciantes esta medida «estrictamente recaudatoria». Los comerciantes pagan el aparcamiento a los clientes de Aprocom y Alcentro En septiembre se activará al cien por cien la iniciativa por la que los comerciantes pagan la zona azul a los clientes de Aprocom y, sobre todo, de la asociación Alcentro. Y es que la reestructuración de las zonas con aparcamientos regulados y el cambio de los parquímetros ha hecho que muchos comerciantes no hayan podido aún poner un marcha el convenio firmado en mayo con Aussa para que sus clientes no paguen por aparcar, según explicó ayer a este periódico Enrique Arias, presidente de Alcentro, asociación de comerciantes del Centro. Según Arias, esta media ya se puso en marcha el pasado año y en mayo se firmó su renovación, si bien «hay un poco de lío por los cambios de los parquímetros y la reestructuración en ciertas zonas». «Por eso lo retomaremos en septiembre, cuando se activará al cien por cien. Entonces los comerciantes ya podrán poner en marcha este servicio para que los clientes no tengan que pagar la zona azul para venir a comprar a nuestros establecimientos», explicó el presidente de Alcentro. «Algunos comerciantes sí lo están aplicando, pero otros están pendientes de los cambios», apostilló. El sistema es sencillo para el comprador, ya que sólo tendrá que descargarse de manera totalmente gratuita la aplicación de pago por móvil para la zona azul. De esta manera cuando vaya a abonar su compra, sólo tendrá que facilitar su teléfono móvil al comerciante quien de manera automática le ingresará en su móvil el importe estipulado por el establecimiento. El sistema funciona como una tarjeta monedero donde el cliente acumula dinero para pagar su zona azul. En cuanto a la cantidad estipulada, cada comerciante determinará la cantidad a abonar dependiendo del importe de la compra. Por su parte, Aussa se compromete a abonar a los comerciantes el coste de la transacción a los clientes. De esta forma, los comerciantes vienen a cumplir una de sus demandas, la de poder ofrecer a sus clientes una mayor comodidad a la hora de aparcar, y estimular así el sistema rotatorio en el que se basa el estacionamiento regulado en superficie.

  • 1