Local

El Consistorio creará una unidad para vigilar la higiene de tatuajes y piscinas

La delegación de Salud y Consumo inaugurará en 15 días una unidad medioambiental destinada a certificar la salubridad de las viviendas, piscinas, establecimientos en los que practiquen piercings, tatuajes u ofrezcan sesiones de rayos UVA.

el 14 sep 2009 / 23:15 h.

TAGS:

La delegación de Salud y Consumo inaugurará en 15 días una unidad medioambiental destinada a certificar la salubridad de las viviendas, piscinas, establecimientos en los que practiquen piercings, tatuajes u ofrezcan sesiones de rayos UVA. Todo ello, para asegurar que las instalaciones cumplen con las normas básicas de higiene.

La plantilla de servicio estará compuesta de 16 miembros: los tres técnicos que hasta el momento se dedicaban a inspeccionar las viviendas a demanda y otros 13 procedentes de la antigua nómina de empleados del Equipo Quirúrgico.

Y aunque según la delegada de Salud y Consumo del Consistorio, Teresa Florido, "ya están trabajando en elaborar un censo de instalaciones susceptibles de ser controladas", la nueva unidad Medioambiental no se constituirá oficialmente hasta dentro de 15 días, cuando finalice el proceso para impugnar la reubicación prevista de los antiguos trabajadores del Equipo Quirúrgico entre el Consistorio Hispalense y el Servicio Andaluz de Salud.

De este modo, el Ayuntamiento ya tiene consignados un total de 190 instalaciones de refrigeración, 12 centros donde se utiliza agua caliente, 64 fuentes ornamentales y otros 13 establecimientos de tatuajes, piercings y rayos UVA.

No obstante, no se descarta que se aumente esta base de datos puesto que como la misma Florido comentó, "resulta curioso que sólo existan 13 establecimientos en Sevilla donde se hagan perforaciones de piel. Da la impresión de que hay muchos más". En la lista también se proyecta incluir todas las piscinas "y no sólo las públicas o de carácter terapéutico, que era lo que se venía vigilando hasta ahora".

Frente a ello, los tres técnicos que el año pasado se dedicaban a inspeccionar inmuebles a demanda controlaron la salubridad de 187 viviendas. "Ahora vamos a aumentar el campo de control y no sólo vigilaremos los establecimientos o edificios a demanda, sino todos los que efectúen prácticas que puedan incidir sobre la salud humana".

De hecho, Florido destacó que su delegación tratará de diagnosticar los principales problemas ambientales que inciden sobre la sanidad. "Desde el siglo XIX los gobiernos de las ciudades asumieron el agua como consumo propio y, por ello, se encargaban de tratar las aguas residuales, retirar los residuos sólidos o controlar los alimentos. Sin embargo, ahora nos planteamos nuevos retos para unos problemas de salud insospechados en el siglo XIX", dijo en referencia a la nueva unidad.

La iniciativa se enmarca en el Plan Andaluz de Salud Ambiental que la Consejería de Salud y la de Medio Ambiente prevén desarrollar en el periodo 2008 y 2011. Y fue presentada en el Congreso Nacional de Sanidad Ambiental que se celebró el pasado mes de noviembre en Sevilla, recibiendo una grata acogida.

Eso sí, todavía está por organizar el plan de actuación concreto. En principio, la delegada de Salud y Consumo prevé que el trabajo se ordene en proyectos cuatrimestrales y que las tareas de inspección e higiene se extiendan a los locales implicados.

  • 1