El Consistorio da un ultimátum a 270 vecinos para regularizar la luz

El origen del problema se remonta a la gestión del exalcalde socialista. El Ayuntamiento ha gastado en seis años tres millones para dar electricidad gratuita.

el 24 jun 2013 / 00:27 h.

030811_fot_alcalde_burguillos_carita_elcEl reciente procesamiento del exalcalde de Burguillos, el socialista José Juan López, por un presunto delito de malversación de caudales públicos al conceder las licencias de ocupación de las viviendas del complejo Señorío de Burguillos sin estar completadas las obras de reurbanización ni las acometidas para suministrar electricidad a las viviendas, ha devenido ahora, seis años después, en un enfrentamiento entre los vecinos y el actual Ayuntamiento. Un grupo de 271 familias de esa urbanización –que desde hace seis años viven enganchados a la luz de obra– se reunieron ayer para abordar la situación, después de que el Consistorio les anunciase la semana pasada su intención de cortarles la luz el próximo martes si no regularizan su situación. Y es que, según explicó el actual regidor, el popular Domingo Delgado, el origen del problema se remonta a la anterior etapa del PSOE, cuyo alcalde otorgó unas licencias de ocupación con todos los informes en contra. “Para evitar denuncias, decidió ponerles a los vecinos unos generadores de luz”, de modo que en los últimos seis años “el Ayuntamiento se ha gastado más de tres millones de euros en el alquiler de esos generadores y en el gasóil” para dar un servicio por el que los vecinos “no pagan absolutamente nada”. A raíz del auto judicial que apunta a la presunta malversación de caudales públicos de su predecesor, y tras pedir informes a los servicios jurídicos de la Diputación y del Ayuntamiento, “la conclusión es que no podemos seguir pagándoles la luz con los impuestos de todos los vecinos”. De este modo, el Ayuntamiento ha avisado a estos vecinos de que si quieren seguir recibiendo suministro, deberán pagar un “precio público” además de costearse el contador y el sobrelimitador. “La instalación correrá a cargo de los técnicos municipales –indicó– y el precio del kilovatio se cobrará a 0,18 euros, dos céntimos más que Sevillana Endesa, pero al final pagarán menos porque no van incluidos otros impuestos que sí grava la eléctrica, detalló Delgado, a lo que sumar una cuota fija de 10 euros. El plazo para notificar su adhesión –de lo contrario se les cortará la luz– expira el próximo martes, tras el aviso lanzado el miércoles pasado. Sin embargo, el alcalde aseguró que el Ayuntamiento tiene previsto acometer las obras de enganche de la luz “cuando se pueda”. Para ello el Pleno de la semana pasada aprobó la venta “del poco patrimonio que nos queda”, en alusión a unas parcelas rústicas, y cuyo dinero irá destinado a realizar esas obras. “Las hemos ido haciendo poco a poco. Antes había 700 familias en esa situación, ahora son 271”, lo que se va pudiendo con la maltrecha situación de las arcas municipales, abundó. Uno de los vecinos afectados –que cifró en unos 110 euros el desembolso en material por familia– lamentó que “quieren que firmemos y que paguemos una cosa que es ilegal”. Respecto al plazo de tiempo dado dijo no entender “la prisa porque muchas familias no hemos cobrado aún, con lo que nos quedaremos sin luz”.

  • 1