El Consistorio de Carmona pagará más por el servicio de autobuses

El Consorcio de Transportes le ha subido la cuota un 40% para poder cobrar 300.000 euros que no le han sido abonados

el 24 ago 2014 / 15:42 h.

Un autobús de la línea interurbana Carmona-Sevilla inicia su trayecto en el Paseo del Estatuto. Foto: E. García Un autobús de la línea interurbana Carmona-Sevilla inicia su trayecto en el Paseo del Estatuto. Foto: E. García El Consorcio Metropolitano de Transportes ha incrementado en un 40 por ciento de la cuota correspondiente a la ciudad, con los votos a favor de PSOE e IU y la negativa del PP, para cobrar 300.000 euros que el Ayuntamiento no le habría abonado. Una medida que ha hecho saltar de nuevo chispas entre los populares y los socialistas. Según denunció el PP, el anterior mandato del PSOE «dejó una deuda de 307.782 euros con el Consorcio, de los que 234.000 euros ni siquiera habían sido incluidos en los presupuestos». Estos números se desprenden de unos datos aportados por los servicios técnicos municipales, y en el que se detallan los pagos no realizadas por el Ayuntamiento al ente público desde 2007 a 2011 y que «demuestran nuevamente la irresponsabilidad con la que los socialistas gobernaron la ciudad», afirmó el alcalde, Juan Ávila. Carmona se adhirió en 2007 al citado consorcio con el compromiso de abonar una cuota anual, «pero ésta nunca fue pagada y en muchos casos ni siquiera fue reflejada en los presupuestos municipales», continúan. Según el PP, en los presupuestos de 2008 sí se incluyó una aportación de 76.504 euros, pero 2009 ya se reflejaron 5.000 euros menos de lo que le correspondía. Lo más llamativo se observa en los años 2010 y 2011, en los que debían incluirse 76.591 euros por anualidad y el gobierno socialista «sólo consignó 100 euros». Como consecuencia de todo esto, el Consorcio solicitó la correspondiente retención en la participación de Carmona en los ingresos del Estado, «lo que ha supuesto que el Ayuntamiento tuviera que realizar doce aportaciones mensuales de 20.000 euros», lamentó el PP. Asimismo, los populares tacharon de «vergonzoso» que se alíen con IU en la subida extraordinaria del 40 por ciento (unos 30.000 euros más) en la cuota de Carmona al CMT «lo que perjudica gravemente a las arcas municipales y a toda la ciudad, sean usuarios o no del servicio de autobuses que cubre la línea Carmona-Sevilla después de la deuda heredada». Por su parte, el PSOE no entiende «las lecciones de gestión de Juan Ávila, cabeza de un partido que tiene contraída una deuda de más de 1,2 millones de euros a través de Limancar; que aún mantiene en vigor los presupuestos de 2010, los mismos que critica; y que pierde Planes de Empleo para las personas desempleadas de Carmona». Así, incide en que el PP «continúa empeñado en confundir al carmonense extendiendo argumentaciones vacías respecto a la subida» y achacó la misma a la Ley de Reforma Local «ideada por su partido, y que ha obligado a tomar esta decisión». El PSOE consideró «lamentable el intento de clase magistral de gestión política que ha emitido el PP», y afirmó que están llevando a la ciudad «a los últimos puestos de la provincia en generación de empleo y riqueza per cápita». «Lo más sorprendente es que atacan a los presupuestos de 2010, pero no tendrían tantos inconvenientes e irregularidades como ahora señala, ya que aún los mantienen», añadió. Antonio Pinelo, portavoz socialista, afirmó que «sorprende que critiquen en 2014, lo que aprobó en 2010». «Un símbolo más de la ineficaz gestión y el desgobierno en el que han sumido a Carmona», añadió. El PSOE pidió, por último, que Ávila «se deje de confrontaciones» y «arrime de una vez por todas el hombro para poner en marcha las políticas de empleo procedentes de la Junta y Diputación», abandonando «las políticas y las decisiones egoístas que son las que están conduciendo a Carmona hacia el desastre», concluyó.

  • 1