Local

El Consistorio debe más de tres millones en horas extra

A la Policía Local se le adeudan más de dos millones. Se pagarán en enero de 2011

el 15 sep 2010 / 18:42 h.

TAGS:

Conflicto laboral. Agentes de la Policía Local de Sevilla, sancionando vehículos mal aparcados.

El Ayuntamiento prevé llegar al mes de diciembre con una deuda de 3,5 millones de euros en horas extra y productividades con su plantilla. Esta cantidad, que en algunos casos aislados proviene de pagos pendientes de 2009, se abonará en enero de 2011. Ésta es la propuesta puesta encima de la mesa ayer por el delegado de Convivencia y Seguridad, Alfonso Mir, a los cinco sindicatos y con la que el Consistorio pretende zanjar un conflicto laboral que ha derivado en una merma de los servicios de la Policía Local y en acciones de protesta, que han acabado en varios casos en el juzgado.

 

El grueso de estas cantidades proviene de la Policía Local, que ha mantenido durante años sus servicios nocturnos de fin de semana y la cobertura de eventos especiales a través de planes de productividad en los que se inscribían voluntariamente agentes, que cobran en torno a 190 euros a cambio de renunciar a sus descansos. El recorte aprobado por Hacienda en los presupuestos de 2010 ha provocado que en mayo se acabase el dinero para pagar estos servicios a los agentes. Desde entonces, hay cantidades pendientes. Según admitió ayer el propio Mir a los sindicatos, desde que se acabó el dinero hasta el 30 de noviembre está previsto que se acumule una deuda de alrededor de 2,4 millones de euros. Eso, no obstante, sin incluir el plan de Navidad, el dispositivo más costoso que pone en marcha la Policía Local. Las deudas con bomberos se incluyen en esta cantidad, pero son, según fuentes sindicales, muy reducidas, ya que los pagos están al corriente.

Pero estas cantidades pendientes de pago no afectan sólo a la Policía. El resto de servicios acumulan una deuda de entorno a 700.000 euros, según los datos admitidos ayer a los sindicatos por el propio Mir. En este caso, afecta a decenas de trabajadores que tienen, en algunos casos, cantidades pendientes de cobro desde 2009, pero se trata de cifras reducidas, que pueden llegar incluso a 50 o 60 euros, según fuentes sindicales. Entran en este paquete prestaciones como el cementerio, parques y jardines y Bienestar Social.

Todos estos pagos se asumirán en enero de 2011 y marcarán un punto de inflexión. La Delegación de Convivencia y Seguridad insistió ante los sindicatos en que hay que reducir al máximo las productividades durante el próximo año, lo que conllevará reestructuraciones de los servicios de Policía y Bomberos, pendientes desde hace años.

2011 será uno de los ejercicios presupuestarios más complejos de los últimos años, y el Consistorio lo iniciará con más de tres millones de euros gastados en horas extra que se realizaron en 2010 -unos 10 millones en total tras la alegación de Recursos Humanos-. Salvo que se plantee un aumento por este concepto, opción que no baraja Hacienda, esto implicará que apenas quedarán siete para productividades del año siguiente, el equivalente al dinero que se venía gastando en un semestre.

La reunión se celebró en un clima de entendimiento, aunque los sindicatos la valoraron con escepticismo. El Sppme, mayoritario en Policía, presentará los datos en una asamblea que celebrará hoy, de la que depende la resolución del conflicto interno del cuerpo; mientras que CCOO insistió en que hay demasiados elementos por concretar. UGT su-brayó que "aún no hay documentos ni propuestas firmes"; y Csi-Csif reclamó que las reorganizaciones anunciadas no se vuelvan a parar. El SPB aguarda el plan municipal para Bomberos.

Menos policías en oficinas de distrito y más en la calle

El Ayuntamiento insiste en que en esta ocasión sí llevará a cabo la reestructuración de la Policía pendiente desde hace años. De momento, ayer esbozó ante los sindicatos algunas líneas generales de su plan de modificación del calendario. El Consistorio contará con menos agentes. De un máximo de 300 haciendo horas extra cada fin de semana –más un centenar de turno– pasará a un tope de 240 al mes, que se repartirán entre los turnos según las necesidades del servicio. Una media de 60 por fin de semana. Pero el objetivo es que este recorte no reduzca la presencia de agentes en la calle. Para ello, se modificarán turnos y servicios. “Habrá menos personas en las oficinas de los distritos y más en la calle”, apuntaron desde el área de Convivencia. Se intentará centralizar al máximo las labores administrativas para que sean necesarios menos agentes. Además, según fuentes sindicales, los mandos incrementarán sus turnos. A la espera de esta reorganización, la beatificación de Madre María Purísima se hará sin apenas agentes de productividad. 

  • 1