Local

El Consistorio fuerza al sindicato policial a rebajar las horas extra

Convivencia se compromete a pagarlas en los cinco primeros días del año próximo

el 08 sep 2010 / 16:55 h.

TAGS:

Un grupo de policías, durante la protesta en la Vuelta.
Las horas extraordinarias de los policías locales se rebajarán los fines de semana de más de 200 a 60 al año y los agentes cobrarán el dinero pendiente por este concepto en los cinco primeros días de enero de 2011. En esto consiste el preacuerdo alcanzado ayer entre el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) y el concejal de Convivencia y Seguridad, Alfonso Mir, que han logrado acercar sus posturas después de amenazas entre compañeros, intentos de sabotaje de la Vuelta Ciclista, actos vandálicos... Todo ello con un sector del sindicato Sppme en el punto de mira y una contundente respuesta del Consistorio, que incluso ha llevado los hechos a los tribunales.

En medio de este tenso clima y tras la presión del Consistorio, ambas partes parecen acercar posturas, si bien aún queda que el resto de sindicatos conozcan las medidas planteadas y que éstas se traduzcan en dinero y en servicios a eliminar. Todo ello sin que la ciudad note el recorte en la presencia policial.

Manuel Bustelo, secretario general del sindicato, admite que la reunión mantenida ayer con Mir se produjo en un "buen ambiente" y que se han acercado posturas, aunque "hay que hacer números antes de firmar nada".

"Falta la parte técnica. Hay que adecuar los servicios a lo que de verdad hace falta, quitar los servicios superfluos de los fines de semana y hay que hacer los cálculos de cuánto dinero supondrán las horas extras de 2010 y también de 2011 porque no queremos que nos paguen en enero y después nos digan que no hay fondos para cubrir el resto del año", explicó Bustelo, que reclamó garantías de que estas partidas para pagar las horas extra irán al Pleno municipal.

A su juicio, el acuerdo no se podrá cerrar hasta que no se conozca a qué agentes y servicios afectará la reducción de las horas extraordinarias.

Con todo, también apuntó que las protestas de los últimos meses no sólo se han producido por el impago de las horas extra, sino también "por otras muchas cuestiones, como el estado de las instalaciones, la asistencia judicial y la reclasificación de bomberos y policías, que aún no se han discutido".

Según fuentes municipales, Mir se comprometió a pagar las cantidades pendientes en concepto de horas extra realizadas, para lo que se ha establecido un plazo que expira en los primeros cinco días de enero de 2011. Sin embargo, aún resta que este principio de acuerdo se traslade al resto de sindicatos. La siguiente cita, según Bustelo, será el próximo miércoles.

Por su parte, la sección sindical de UGT en la Policía Local también informó ayer de que tras una reunión con Mir para analizar "la situación de gravedad por la que atraviesa el cuerpo de Policía Local" se llegó a un acuerdo que pasa por "la obtención de cinco millones de euros que servirán para liquidar las deudas contraídas con todos los empleados municipales en los conceptos de horas extras y otros", como la asistencia judicial.

UGT confió en que este anuncio sirva "para mitigar el desencuentro actual, todo ello sin que afecte a las medidas judiciales que ha decido la organización poner en marcha en defensa de una Policía Local democrática y defensora de los derechos de los sevillanos".

El sindicato también explicó que se acordó "volver al lugar del que nunca se debió salir, que son las mesas de negociación en la que estén presente todos los sindicatos con la existencia de actas, acabando así con las reuniones constantes que tenía la delegación a solas con el Sppme". En este sentido, en un comunicado, apuntan que "con los delegados UGT de Policía no se producía una reunión desde el pasado mes de marzo".

Ante esta afirmación, Manuel Bustelo alegó que su sindicato no es el culpable de que el Consistorio les convoque "de forma individual". "Nosotros vamos cuando nos llaman, no sabemos si estaremos solos o no", apostilló.

Por último, UGT exige "respeto a todos aquellos que estaban voluntarios en este momento y los que una vez conocidas esta noticia decidan apuntarse de nuevo a la productividad, ya que ésta es voluntaria y en ningún momento las medidas de presión han contado con ningún sindicato, excepto Spmme".

  • 1