Local

El Consistorio investigará si hay un uso ilegal de las cámaras

Un funcionario es acusado de difundir imágenes protegidas y robar documentos

el 08 nov 2011 / 20:54 h.

TAGS:

Cámaras de control de acceso de vehículos en el Centro.

La comisión que nació para investigar ilegalidades en el Plan Centro es ya el origen de nuevas investigaciones por comportamientos que pueden ser delictivos. Al menos tres denuncias se pusieron ayer encima de la mesa por parte de los funcionarios y de  la oposición, que han encargado oficialmente informes al secretario del Ayuntamiento. Y el protagonista de estas acciones es siempre el mismo: el jefe de sección del Centro de Control de Tráfico, Enrique Gutiérrez, en el que el PP basó su campaña de denuncias contra el Plan Centro y que tras un largo tiempo “apartado” volvió para hacerse cargo del servicio, asumiendo plenas competencias sobre la gestión del tráfico. Fue a raíz de la llegada del nuevo gobierno, que lleva dos días defendiendo su informe y su papel en el Centro de Control.


La primera denuncia que debe resolverse afecta al uso de las imágenes de las cámaras del Plan Centro. Por una parte, para que se esclarezca por qué siguen activas y qué uso tienen. Por otro, porque Gutiérrez difundió entre los miembros de la comisión fotos  de vehículos captados por las videocámaras este mes para mostrar que no eran nítidas. El problema es que el plan ya está derogado y hay límites en el uso de los datos. Y así lo puso en evidencia el operador Ramón Suárez Collazos: “Las cámaras siguen funcionando pero no se usan (...) Las imágenes no debieron traerse a la comisión. Además, Gutiérrez no tiene contraseña para acceder al sistema, y yo no le he aportado las imágenes”. PSOE e IU pidieron una investigación al secretario por un posible delito contra la Ley de Protección de Datos que la abrió oficialmente ayer, mientras que el PP restó importancia al hecho y subrayó que las imágenes se pueden seguir viendo ya que las cámaras se usan para calcular los coches que acceden al Centro. De hecho, el operador subrayó que ni él ni su superior han tenido en ningún momento orden del gobierno local para desconectar el sistema que sigue grabando a los coches que entran en el casco histórico.


Pero hay más. En esa misma comparecencia, Gutiérrez mostró un documento, que calificó de informe y que atribuyó al técnico José García –quien aún no está citado a declarar–. Ayer, el jefe de sección de Obras y Proyectos, Felix Lerma, cuestionó el origen de este documento: “Me extraña porque José García no se lo ha dado. Hace referencia a una anomalía de 2010 en el sistema –falta de fiabilidad de las cámaras– fue fue subsanada. Me consta que se lo enseñó pero no le ha dado el original”. “Hay que aclarar cómo se consiguió este documento”, subrayó Torrijos.


Pero más contundente aún fue la tercera de las denuncias, cuya investigación reclamó el propio funcionario afectado. En este caso, se trata de un documento con el que Enrique Gutiérrez trató de desmontar él solo, no los informes del resto de funcionarios sino todos los expedientes que obran en poder de la comisión de la Policía Local, la Agencia Tributaria y el servicio de tráfico. Gutiérrez alertó de que sólo se multó un mes –y no tres cómo se había indicado hasta ahora– con base en un documento que atribuyó a otro funcionario, César Gallardo. Éste le acusó de robarlo: “El documento que aportó no está completo, faltan documentos –en alusión a que había multas antes–. Hasta el pasado mes de junio, él no tenía acceso a estos papeles. Ha sido sustraído de la Delegación de Movilidad”.


Las críticas se completaron con la presentación pública de un escrito. Un documentado, fechado en el mes de julio, en el que Gutiérrez, que se había llevado años apartado y que había denunciado al anterior delegado, anunciaba a la empresa que asumía el mando y que era el único interlocutor. No sus compañeros.

  • 1