Local

El Consistorio limita su plan de ahorro a crear sólo 60 empleos

El edil de Recursos Humanos, Alfonso Mir, traslada a los sindicatos que no alterará la productividad ni los calendarios.

el 15 oct 2009 / 19:18 h.

TAGS:

Trabajadores municipales, bomberos y policías en una manifestación.

La Delegación de Recursos Humanos dio ayer marcha atrás en su plan de ahorro en gastos de personal. Las medidas se limitarán a no crear los 189 empleos pactados y a fasear la aplicación de este acuerdo en tres años. El delegado del área, Alfonso Mir, anunció que no se tocarán los 14 millones que se gasta el Consistorio en productividad -para comprar descansos por la falta de personal en determinados servicios, especialmente Policía y Bomberos- ni se reajustarán los calendarios laborales, según indicaron todos los asistentes a esta cita consultados por este periódico, extremo no confirmado por el Consistorio, que aclaró que el gasto en compra de descansos se abordará "en mesas sectoriales de Policía y Bomberos".

El intento de evitar una confrontación con los sindicatos no le ha servido a Alfonso Mir, cuya propuesta ha sido rechazada por las principales centrales sindicales que anuncian que denunciarán el incumplimiento de un acuerdo aprobado en Junta de Gobierno y en Pleno por el Ayuntamiento.

Hace una semana, Alfonso Mir reunió a los sindicatos y les trasladó la necesidad de acometer de forma urgente un plan de ahorro ante el recorte de los ingresos municipales. Entre las medidas que tenía sobre la mesa la Delegación de Recursos Humanos figuraba no crear las 189 plazas este año, dejar la subida salarial en el 0,3%, reducir progresivamente los 14 millones que se gastan en productividades, reorganizar los calendarios laborales, cubrir las vacantes e iniciar una proyecto contra el absentismo a través de la contratación de una empresa externa.

Tras una semana de protestas y de críticas de los sindicatos, el Gobierno local congeló casi todo este paquete de medidas que contaba con el respaldo de la Delegación de Hacienda que quiere un recorte en la partida de personal a la que se dedican anualmente más de 500 millones de euros, lo que representa casi la mitad de los ingresos.

En la reunión celebrada ayer, Mir se limitó a anunciar que se crearán 60 plazas en este año, otras 60 en 2010 y 69 en 2011. El resto de proyectos, que buscaban un ahorro superior a los 20 millones de euros, no se tocarán de momento -aunque la limitación de la subida salarial al 0,3% tiene el respaldo de todos los representantes de los trabajadores y se da prácticamente por hecha-, una concesión que no ha servido para contentar a los principales sindicatos, que se reunirán hoy para protestar y que estudian denunciar el acuerdo.

De hecho, el comité de empresa había admitido públicamente negociar una reestructuración de los servicios para resolver los males endémicos de la plantilla que derivase en una progresiva reducción de la productividad en la que se gastan de momento 14 millones al año.

Esta cifra podría subir en casi cuatro más si Recursos Humanos también da marcha atrás en su decisión de no incrementar el servicio mínimo diario de bomberos mediante un plan específico de productividad o si decide realizar un plan específico en la Policía para supervisar las obras del Plan 8.000 como estaba previsto inicialmente.Ambas medidas podían llegar a representar un incremento del 23%.

La reunión con los sindicatos se prolongó durante apenas 20 minutos. Mir anunció su propuesta y convocó una próxima cita con los sindicatos. En estos días, todos mantendrán reuniones internas para definir cuál será su respuesta al plan del alcalde, aunque de momento ya están convocadas protestas en la Plaza Nueva durante el Pleno de hoy.

 El acuerdo que reivindican los sindicatos proviene del anterior mandato y lleva años sin cumplirse. Con Emilio Carrillo como delegado de Recursos Humanos se firmó un pacto para impulsar en un año, que recogía la creación de 189 empleos en un año y la cobertura de las vacantes. Para esto se habilitó una partida de cinco millones de euros en los presupuestos municipales. Ésta es una de las reclamaciones de los sindicatos, que aseguran que Mir les admitió ayer que ya se había gastado parte del dinero.

  • 1