Local

El Consistorio mantiene el pulso de la Carrera Oficial

Pese a que el cardenal lo llegó a calificar casi como un acto de "chantaje" a las cofradías, el Ayuntamiento insiste en sus pretensiones de ligar la pretendida ampliación de la Carrera Oficial a la renovación del convenio de sillas y palcos. "Cada uno tiene sus obligaciones y yo tengo las mías", replica Rosamar Prieto-Castro.

el 15 sep 2009 / 16:24 h.

TAGS:

Pese a que el cardenal lo llegó a calificar casi como un acto de "chantaje" a las cofradías, el Ayuntamiento insiste en sus pretensiones de ligar la pretendida ampliación de la Carrera Oficial a la renovación del convenio de sillas y palcos. "Cada uno tiene sus obligaciones y yo tengo las mías", replica Rosamar Prieto-Castro.

La delegada de Fiestas Mayores ha demostrado no achantarse ante la sombra alargada que proyecta la esbelta figura del cardenal Amigo. A pesar de la contundencia verbal empleada semanas atrás por el prelado sevillano para rechazar la aspiración municipal de ampliar la Carrera Oficial por la Puerta del Príncipe y llamar a la calma a la hora de estudiar cualquier proyecto que suponga una mejor organización de la Semana Santa, Rosamar Prieto-Castro se mantiene en sus trece e insiste en que la reivindicación consistorial de ampliar la Carrera Oficial debe quedar plasmada en el texto del convenio de explotación de sillas y palcos que el Ayuntamiento va a empezar a negociar de manera oficial en estos días con el Consejo de Cofradías.

La edil de Fiestas Mayores se considera legítimamente capacitada para ligar el proyecto de ampliación de la Carrera Oficial al nuevo convenio de sillas y palcos, desoyendo de esta manera la petición expresa formulada por el cardenal de desvincular ambos objetivos. En este sentido, Prieto-Castro es tajante: "Cada uno tiene sus obligaciones y yo tengo las mías", mantiene.

En declaraciones a El Correo de Andalucía, la responsable de Fiestas Mayores se preguntó "qué sentido tiene si no" sentarse a negociar con el Consejo de Cofradías la renovación de un convenio que lleva vigente más de diez años.

Entiende la delegada que desde hace una década para acá la "realidad es distinta" ya que se han producido una serie de modificaciones que convendría regular por escrito. La tesis municipal es que a lo largo de estos años en la organización de la Carrera Oficial han sobrevenido una serie de gastos que el Ayuntamiento está costeando en solitario y que, a partir de este momento, "habría que afrontar por ambas partes", obligando con ello al Consejo y, por ende a las cofradías, a rascarse el bolsillo. Entre estos "gastos sobrevenidos" que el Ayuntamiento quiere compartir con el Consejo de Cofradías en el nuevo convenio se encuentran, entre otros, los correspondientes a la instalación de las vallas para el flujo peatonal en los cruces de la Carrera Oficial.

Por contra, la pretensión del Consejo de Cofradías -transmitida así a las hermandades en la asamblea general del pasado lunes- pasa por mantener los términos actuales del convenio, bien prorrogando por cuatro años el convenio ya existente o firmando uno nuevo sin hacer grandes modificaciones.

En la actualidad el Consejo de Cofradías abona algo más de 47.000 euros al Ayuntamiento de Sevilla en concepto de ocupación de la vía pública por sillas y palcos en Semana Santa a lo largo de toda la Carrera Oficial, una cantidad insignificante si se compara con el canon de 48.000 euros que la institución cofradiera desembolsa anualmente al Cabildo Catedral sólo por la instalación de sillas en el tramo de gradas catedralicias de la Avenida de la Constitución. Además de estos desembolsos, a cargo del Consejo de Cofradías corre también otros gastos como el del montaje de las estructuras metálicas de los palcos, la contratación de vigilantes jurados en Semana Santa y la suscripción de un seguro de responsabilidad civil, amén del seguro que cubre a las cuadrillas de costaleros. Todos estos pagos se detraen de la bolsa de 3 millones de euros que genera a las cofradías la explotación del negocio de la Carrera Oficial.

Desde la Plaza Nueva se recuerda además que, según el último informe sobre el gasto de los servicios municipales, el Ayuntamiento desembolsa más de 5 millones de euros en la organización de la Semana Santa, destacando partidas como el pago de retribuciones a Policía Local y Bomberos (1,9 millones), seguida del servicio de Tussam (1,6 millones) y la limpieza viaria, que emplea servicios presupuestados en 870.000 euros.

Según un informe de la Confederación de Empresarios de Sevilla, la Semana Santa es la primera fuente de ingresos de la ciudad, ya que deja 160 millones de euros.

  • 1