Local

El Consistorio modifica los reglamentos para la liberalización de Mercasevilla

Esto se traduciría en el despido de un centenar de los 198  trabajadores. Los trabajadores no secundan la huelga para "no quemar cartuchos".

el 08 mar 2013 / 14:05 h.

TAGS:

El Consistorio ha aprobado ya de manera inicial la  modificación de reglamentos necesaria para materializar la  liberalización de los servicios de la lonja de pescado, lo que en la  práctica se traduciría en el despido de un centenar de los 198  trabajadores. De hecho, incluso el Gobierno municipal ha rechazado en  el pleno una moción conjunta de la oposición para congelar este  procedimiento hasta que las autoridades comunitarias aclaren si  verdaderamente existe o no una exigencia del derecho europeo que  obligue a liberalizar la lonja de pescado. Los empresarios mayoristas  de pescado se han ofrecido a contratar en la medida de lo posible a  los empleados que se vean afectados por los despidos, pero  naturalmente en condiciones al margen del convenio colectivo de  Mercasevilla.

Sobre los despidos, el presidente de la empresa y sexto teniente  de alcalde, el concejal popular Gregorio Serrano, aboga por negociar  un expediente de regulación de empleo "ejemplar", mientras el comité  de empresa habla de "plantear entre todas las partes una exploración  de fórmulas que permitan el mantenimiento de los servicios públicos y  del empleo".

EXPEDIENTE EN LA COMISION EUROPEA

La liberalización de los servicios de la lonja parte de un informe  elaborado por Luis Enrique Flores, secretario general del  Ayuntamiento y del consejo de administración de Mercasevilla, merced  a los requerimientos de la Comisión Europea. Esta institución, según  el Ayuntamiento, resolvió el 11 de agosto de 2011 incoar un  expediente por un posible caso de "monopolio" en torno a los  servicios que Mercasevilla impone y cobra a los mayoristas de  pescado.

Porque en junio de 2010, la directiva de la asociación de  mayoristas de pescado de Mercasevilla elevó a la Comisión de  Peticiones del Parlamento Europeo un escrito sobre la supuesta  "vulneración" de cuatro normas recogidas en la Carta de Derechos  Fundamentales de la Unión Europea, en el caso de los servicios que el  mercado central de abastos grava a estos empresarios por servicios  como la facturación o el transporte y manipulación del género, todos  ellos prestados a través de la plantilla de la propia sociedad mixta.  Estos gravámenes fueron censurados por el Tribunal de Defensa de la  Competencia a través de una resolución emitida en 2002 e incluso  ratificada en 2006 por una sentencia de la Audiencia Nacional (AN).

Los trabajadores de Mercasevilla, la sociedad gestora del mercado  central de abastos hispalense, no han secundado finalmente la jornada  de huelga prevista la madrugada de este viernes dentro del calendario  de paros técnicos promovido para luchar contra la liberalización de  los servicios que la plantilla presta en la lonja de pescado, extremo  que implica casi cien despidos. Rafael Domínguez (CCOO), presidente  del comité de empresa, ha informado a Europa Press de que sólo los  miembros del comité realizaron el paro técnico para evitar que el  calendario de huelgas quedase anulado y ha explicado que la plantilla  no quiere "quemar todos los cartuchos", porque aún no media el  anunciado expediente de regulación de empleo (ERE).

Rafael Domínguez ha explicado, en concreto, que mientras la nueva  jornada de huelga comenzaba a las 23,00 horas de la noche del jueves,  sobre las 22,30 horas el comité de empresa y los trabajadores  celebraron una asamblea para examinar la situación. Según Domínguez,  dado que la plantilla esperaba que Mercasevilla hiciese oficial el  expediente de regulación de empleo a mediados del pasado mes de  febreo y tal aspecto aún no ha sucedido, la asamblea de trabajadores  acordó no consumar el paro técnico programado para la madrugada del  viernes dentro del calendario de huelgas en vigor. Sólo el comité de  empresa secundó la huelga al objeto de que evitar que la ausencia de  participación derivase en la anulación del calendario de paros  técnicos.

A LA ESPERA DEL ERE
"La empresa aún no ha formulado el ERE, no queremos quemar todos  los cartuchos", ha manifestado Domínguez, quien además defiende que  esta medida habría afectado especialmente al gremio de mayoristas. Y  es que los trabajadores del mercado central, al no secundar el paro  técnico, han ejercido sus labores pese a que los mayoristas habían  contratado ya a la empresa de gestión de cobros 'Gesico S.L.' para  los trabajos de facturación e incluso "maquinaria" para las tareas de  descarga. Dado que el calendario de huelgas incluye un nuevo paro  técnico a partir de las 23,00 horas del lunes, Domínguez ha explicado  que la plantilla, como en esta última noche, decidirá "sobre la  marcha" si consuma o no la huelga.

Además, respecto a las anteriores jornadas de huelga, la plantilla  ha denunciado ante la Consejería de Salud y Bienestar Social que la  facturación y cobro del pescado a través de una empresa externa no  contaría con el preceptivo "registro sanitario".

Sobre las información publicadas acerca de las cuantías pactadas  para los trabajadores de Mercasevilla prejubilados merced al  expediente de regulación de empleo de 2007, Rafael Domínguez ha  argumentado que para estos empleados fueron pactadas entre  Mercasevilla, el comité de empresa y los afectados, "unas rentas" de  prejubilación que, proyectadas hasta la jubilación efectiva de los  extrabajadores, no son comparables al simple concepto de  indemnización por despido. "Se pactaron unas rentas y no se  contemplaban conceptos de días por año trabajado", ha señalado.

  • 1