domingo, 24 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

El Consistorio negocia aplazar a 2013 el recorte por las 37,5 horas

CCOO impugna por vía administrativa el plan de ajuste mientras que el gobierno local lo defiende.

el 14 jun 2012 / 21:00 h.

TAGS:

Encargados y clientes posan en el interior de la cervecería San Carlos, un establecimiento muy popular.
-->-->-->

Las negociaciones entre el Ayuntamiento y los sindicatos para la aplicación de las 37,5 horas a la plantilla llegaron ayer a un punto próximo a un acuerdo que se podría cerrar en los próximos días. La propuesta que, según el comité de empresa, el Ayuntamiento está estudiando pasa por aplicar inicialmente las 37,5 horas sólo con una ampliación de jornada que implicaría empezar un cuarto de hora antes y acabar 15 minutos después. De esta forma, quedarían aplazadas hasta el próximo años dos cuestiones clave de la reforma.

Por un lado, la supresión de los complementos específicos para aquellos trabajadores que ya tienen jornadas superiores a las 35 horas y que cobraban un complemento por ello, una medida con la que se pretendían ahorrar 446.000 euros al mes, según el plan de ajuste, y que podría no activarse hasta enero. La segunda, una revisión del calendario de todos los servicios, un punto en el que provocó que se tensaran las negociaciones, y que se negociará progresivamente durante los próximos meses, servicio a servicio, en lugar de estar sujeto a una revisión del convenio laboral como se planteó inicialmente por el Ayuntamiento.

Pese a estos avances, que están aún pendientes de que el Consistorio dé el visto bueno a la propuesta que formalmente firmarán los cinco sindicatos para presentarla en la mesa, el plan de ajuste es mucho más que la aplicación de las 37,5 horas, lo que provoca que los sindicatos continúen tomando medidas contra  una propuesta que rechazan con contundencia. Así, la federación provincial de CCOO ya ha impugnado por vía administrativa el acuerdo aprobado en sesión plenaria en un escrito en el que reclaman la nulidad del acuerdo especialmente por "haberse lesionado el derecho a la negociación colectiva".

El Consistorio, a través de un comunicado, rechazó que el plan de ajuste pueda estar sujeto a una causa de nulidad y negó que se vean afectados por lo incluido en el plan los derechos de los trabajadores. "Aún no se ha adoptado medida alguna, será una vez que finalicen las negociaciones". El Ayuntamiento se comprometió a mantener abierto un cauce de diálogo con los trabajadores: "Si las condiciones concretas de aplicación de la medida están sujetas a la negociación sindical, la misma se llevará a cabo, ya que así se está haciendo por parte de la Corporación".

  • 1