Local

El Consistorio pasa del sobresaliente al aprobado raspado en transparencia

Un informe independiente indica que Sevilla es de los ayuntamientos que más ha bajado su nota en dos años.

el 23 ene 2013 / 13:29 h.

TAGS:

Dos ciclistas pasan por delante de la fachada principal del consistorio.

Hace tres años el Ayuntamiento de Sevilla llevaba a gala el hecho de ser el séptimo Consistorio más transparente de España, con un sobresaliente en gestión (93,8 sobre 100) y obteniendo matrícula de honor en Urbanismo o en la contratación de servicio. Una distinción que se ha difuminado, ya que el mismo organismo independiente que le dio tan buena nota en el pasado le ha otorgado esta vez un aprobado raspado y le advierte de que debe mejorar en especial en facilitar datos económico-financieros y debe ponerse al día en las exigencias que, en breve, le impondrá la nueva Ley de Transparencia, que se encuentra en proceso de aprobación.

El aprobado consta en el Índice de Transparencia de los Ayuntamientos (ITA) de 2012 que se presentó ayer y que evalúa el grado de transparencia de los 110 ayuntamientos más poblados. Sólo ocho alcanzan el grado de excelencia, entre ellos Bilbao, Oviedo o Gijón. Sevilla ocupa el puesto 80, con una puntuación global de 56,3 sobre 100, empatado con Orihuela y Pozuelo del Alarcón, pero siendo de los ayuntamientos con un descenso más acusado, tras Jerez de la Frontera, Córdoba o Cartagena. Al menos se ha salvado de un suspenso, calificación que sí han recibido los otros municipios sevillanos que han sido evaluados en este informe: Alcalá de Guadaíra (37,5) y Dos Hermanas (35).

No en vano, el Consistorio hispalense siempre ha obtenido una buena evaluación en este informe, elaborado por Transparencia Internacional España (TI-España). Su nota oscilaba entre el notable y el sobresaliente. Al ser preguntado por este cambio drástico, el presidente de esta entidad, Jesús Lizcano, señaló que este año se han incorporado nuevos indicador de evaluación en la que ven "lo preparados que están los Consistorios" a la hora de cumplir con la nueva ley de transparencia que ha podido influir en la nota final. Una modificación que no ha afectado en los datos globales, ya que las puntuaciones medias alcanzadas en los ayuntamiento ha sido ligeramente más alta a la de la edición anterior (2010). Sin embargo, en el caso de Sevilla sí que afecta, ya que suspendió en este apartado, con un 33,3 sobre 100. Ahí se formulaban cuestiones como si publicaba los sueldos de los altos cargos, los informes de auditoría de cuentas, los contratos, convenios y subvenciones acordados o los planes y programas anuales.

Pero no es el único parámetro en suspenso. En transparencia económica-financiera -en la que se cuestiona si se hacen públicas las alegaciones y modificaciones de los presupuestos, los ingresos fiscales, los gastos e inversión por habitante o el importe de la deuda pública- Sevilla también pincha, con un 21,4 sobre 100, cuando en informes anteriores obtenía un notable alto por estas preguntas.

Más que ahondar sobre las razones, Lizcano sí que se sorprendió de ver a Sevilla en un puesto tan bajo, aunque confía que eso suponga "un efecto de contaminación positiva. Es decir, que ese puesto"le haga despertar y ponerse las pilas para el próximo año". Sin ir más lejos, el alcalde, Juan Ignacio Zoido presentará hoy ParticipaSevilla, una plataforma de e-democracia con la que tratará de mejorar en transparencia.

Pero no todo son malas noticias. El Ayuntamiento mantiene el tipo en la relación con los ciudadanos, donde mantiene un notable alto (84,6). Ese apartado implica la publicación de los horarios y precios de establecimientos culturales y deportivos, existencia de foros discusión o la creación de canales de participación ciudadana en temas estratégicos de la ciudad.

El informe estudia el trabajo de los ayuntamientos españoles en base a 80 indicadores relacionados con la información sobre la corporación municipal, la relación de las instituciones con los ciudadanos, así como a valores de transparencia económico-financiera, en la contratación de servicios y en materia de Urbanismo.

  • 1