Local

El Consistorio prevé ingresar un 27% más por multas en 2011

La recaudación en impuestos locales subirá un 5% pese a la congelación

el 13 ene 2011 / 20:15 h.

TAGS:

Retirada de un vehículo mal aparcado, en una zona de carga y descarga.

El presupuesto de 2011, el más austero en dos décadas debido a la crisis, obligará al Consistorio a reforzar todos los mecanismos de recaudación para cumplir sus previsiones de ingresos. Pese a la congelación de los impuestos, se prevé un aumento de los ingresos de un 5%. Todos los tributos deben aportar más dinero a las arcas municipales este año.

Desde el IBI hasta el Impuesto de Actividades Económicas. La única excepción es el Impuesto de Construcciones y Obras, cuya aportación debe ser idéntica a la de 2010. Pero de todo el escenario presupuestario sobresale el cálculo realizado en el capítulo de multas de tráfico: se prevén hasta 4,8 millones de euros más, un total de 22,5, lo que representa un incremento de un 27% respecto a los 17,7 millones estimados en las cuentas de 2010.

Los datos del presupuesto municipal, que se aprobará en sesión plenaria el lunes 24, entregados por el Ayuntamiento al Consejo Económico y Social, revelan un nuevo impulso a la recaudación por las sanciones de tráfico en un mandato en el que esta partida no ha parado de crecer. En 2007 se presupuestaron 2,5 millones por este concepto; en 2008 la cifra se elevó a nueve; en 2009, se incrementó hasta los 11,3 y, finalmente, en 2010, el presupuesto preveía 17,7 millones de euros. En todos estos años, los ejercicios se han cerrado incluso por encima de las previsiones lo que permite presupuestar una cantidad superior el siguiente año. 2011 además viene marcado por nuevos proyectos como el plan Centro o la grúa telemática y por la revisión del catálogo de infracciones que incrementó sensiblemente las cuantías de las multas de tráfico más frecuentes.

Pero las multas no es el único concepto que sube. El Consistorio prevé recaudar un 6% más por las tasas por prestación de servicios, principalmente debido a la tasa de recogida de basura, cuya modificación para adaptarla al sistema de consumo individual del agua reportará a las arcas municipales un 7,2% más. Las tasas por el uso del dominio público -telefonía, Feria, estacionamientos- aportarán un 6,2% más; mientras que los ingresos por los precios públicos se congelarán.

En el resto de figuras tributarias, pese a la congelación que aprobó el Consistorio, deben aportar más dinero este año a las arcas municipales. El IBI, como siempre, será el que más reporte: 178 millones de euros, un 4,6% más que en 2010. Este incremento cobra especial relevancia si se tiene en cuenta que 2011 será el primer ejercicio con una congelación real del impuesto que no subirá ni en el coeficiente ni en los valores catastrales. El sello del coche, con un gravamen a los vehículos de gran cilindrada, aportará un 1% más, el Impuesto de Actividades Economómicas, un 3,1% y el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos, un 4,8%. Sólo el ICIO mantendrá el mismo nivel que en 2010: 17,9 millones, una cifra que no baja pese a la crisis del sector de la construcción.

La Delegación de Hacienda ya aclaró en la presentación del presupuesto que se iban a aprovechar todos los mecanismos de la recién creada Agencia Tributaria municipal para reducir la morosidad, situada en un 18% según los últimos datos municipales, y controlar al máximo tanto los bienes inmuebles como los pagos de los tributos indirectos.

Modificaciones por 167 millones en las cuentas de 2010

La obra de la Encarnación, los problemas económicos de Giralda TV o las necesidades financieras de Tussam y Lipasam obligaron a introducir numerosas modificaciones en las cuentas de 2010. Según el avance de ejecución de las cuentas municipales, ha habido cambios por un importe de 166 millones de euros respecto a las previsiones iniciales, lo que representa un desvío de un 21,5% para adaptarse a las nuevas necesidades económicas. Esta cifra es incluso superior a la de 2009, cuando las modificaciones ascendieron a un 15%.

Según los datos facilitados al Consejo Económico y Social por Hacienda, a fecha del pasado 23 de diciembre, el Consistorio había incrementado su previsión de ingresos en 166 millones de euros, aunque a finales de año sólo tenía derechos netos por un importe de 721, una diferencia de más de 50 millones de euros. Pese a esto, en los impuestos directos e indirectos hay opciones de recaudar incluso por encima de lo previsto y sólo las tasas y otros ingresos -capítulo en el que se incluyen las multas- habían caído en 8,6 millones de euros respecto a las estimaciones del área de Hacienda. El desfase corresponde así más a los ingresos por venta de suelos, que siguen sin materializarse, y a las transferencias de capital.

En el capítulo de gastos, han sido numerosas las modificaciones que se han introducido especialmente en los capítulos de inversiones -un aumento de 116 millones de euros- y de transferencias de capital -una subida de 33,5 millones de euros. La ejecución de estas partidas ha sido elevada. Según el informe del 23 de diciembre se habían contraído ya el 71,6% de los créditos y se habían abonado el 93,1% de las obligaciones ya reconocidas. En las inversiones, el índice es más bajo principalmente por las modificaciones presupuestarias realizadas. Se preveían 81 millones y se ha firmado gastos por un importe de 78,4. Pero, dado que el importe final de la inversión fue de 116 millones, los créditos contraídos representan sólo un 40%.

  • 1