Local

El Consistorio rescinde el contrato de 13 aparcamientos y pagará las fianzas

La mitad de los proyectos se suprimen y arrancarán de cero en otros sitios.

el 22 oct 2010 / 19:36 h.

TAGS:

El Gobierno local trató ayer sin éxito de poner orden en el plan de aparcamientos anunciado en 2004, adjudicado en 2007 y en su mayor parte aún bloqueado. El Pleno aprobó rescindir los dos contratos por 13 estacionamientos firmados con la empresa Equipark por abandono de obras, asumir el pago de todas las fianzas de 1.000 euros entregadas por vecinos en caso de que éstas no hayan sido aún reembolsadas y retomar, a través de Emvisesa, los proyectos que cuentan con avales y que se encuentran en disposición de ser reactivados. El resto de los aparcamientos se rediseñarán. Unos se ejecutarán en cuanto sea posible, y otros, entre seis y siete, se extinguirán y empezarán de cero emplazamientos. El planteamiento, no obstante, sigue sin responder a preguntas determinantes para los 2.000 vecinos afectados por este proyecto fracasado: ¿cuándo empezarán las obras, qué parkings cambiarán de ubicación, y en qué sitios se iniciarán los nuevos proyectos?


De momento, sólo hay tres proyectos cuyo futuro está garantizado -aunque sin fecha de ejecución-: Rafael Salgado, El Valle y Cueva de la Pileta. En los tres casos, los avales definitivos fueron abonados por la empresa constructora, lo que suma una cantidad superior a los diez millones de euros. Y, según el acuerdo plenario aprobado ayer, los tres pueden ser ejecutados por Emvisesa en cuanto se resuelvan los contratos. Pero ese escenario aún no está resuelto. Equipark asegura tener una oferta de la empresa Ferrovial para hacerse cargo de momento de dos de estos estacionamientos -Rafael Salgado y El Valle- que podría hacerse extensible luego al resto. El Consistorio aún no tiene constancia de esta oferta, pero abrió las puertas a aceptarla. "Si se formula la propuesta, se analizará con rigor y con el único interés de beneficiar a los vecinos (...) Si llegan garantías reales que a nadie le quepa duda de que trabajaremos en esa dirección", explicó Francisco Fernández.

Los otros diez estacionamientos se dividen en dos partes. Por un lado, los que ya tienen adjudicado el suelo y por tanto deben ser recuperados antes de retomarse. Equipark se ofrece a asumirlos a través de Ferrovial, aunque sin concretar, mientras que el Ayuntamiento asegura que lo hará, en principio a través de Emvisesa, pero sin atreverse a poner plazos encima de la mesa porque dependerá en buena medida de la resolución de los contratos adjudicados en 2007.

El resto de proyectos, entre seis y siete -entre ellos Menphis y La Romería- desaparecerán como tales. Pase lo que pase, se extinguirán. La empresa los ofrece para que sean rescatados, y el Ayuntamiento no los quiere recuperar, entre otros factores porque para reiniciarlos se requiere una revisión del mapa urbanístico de la ciudad, al que nunca se han ajustado. La solución para evitar que se enquisten los proyectos y no se puedan ni siquiera retomar antes de la finalización del mandato pasa por empezar de cero.

En la próxima junta de gobierno, si se cumple el anuncio realizado ayer por Fernández, seis proyectos serán adjudicados en otras tantas zonas de la ciudad. Estarán próximos a las ubicaciones previstas en el acuerdo de 2007, pero no se corresponderán exactamente. Responderán a nuevos estudios de demanda. Su inicio no dependerá así del procedimiento de resolución del contrato de la empresa Equipark.

Así, tras el acuerdo plenario de ayer y después de casi seis años, el mal menor es volver a empezar de cero. Iniciar las tramitaciones sin que el conflicto que se desate con la empresa adjudicataria bloquee cualquier actuación. Para el PP, que había presentado una moción registrada incluso antes del acuerdo promovido por PSOE e IU, el responsable es claro: el delegado de Movilidad, Francisco Fernández. "Debe dimitir de forma inmediata, por su incapacidad y por su falta de gestión. Éste es el mayor enfaño que se ha producido en esta ciudad. El gran timo de los aparcamientos.

Y ahora se vuelve a engañar por que ni siquiera está todo regularizado para empezar a ejecutar los avales", denunció Ignacio Flores. Se refería así el edil del PP al expediente de la resolución del contrato de Bami. Según éste los avales y los seguros se registraron con siete meses de retraso -entre junio de mayo de 2010- y algunas de las partidas se firmaron con una entidad de Nueva Zelanda. Según este expediente cuando el 23 de agosto se realizó un informe sobre la situación de los avales para incautarlos y finalizar con ellos las obras, no había ninguno que se pudiera ejectutar por distintas irregularidades.

Fernández, en cambio, eludió asumir cualquier tipo de responsabilidad o de disculpa, más allá de expresar su comprensión por la "frustració y desengaño de los vecinos" y de asegurar que el problema viene de intentar reducir los precios de las plazas para los residentes. Al margen de la crisis y de los problemas de liquidez de la empresa, el delegado centró sus críticas en Urbanismo, entonces dirigido por Emilio Carrillo: "El plan de aparcamientos se redactó con el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) teniendo encima de la mesa el compromiso de que se resolverían las ubicaciones antes de la aprobación final del PGOU, algo que finalmente no ocurrió".

  • 1