Local

El Consistorio reserva 5 millones para pagar los atrasos de los funcionarios

El gobierno aprueba la productividad de 600.000 euros para la Policía Local contra la que objetó el interventor.

el 10 dic 2012 / 14:19 h.

TAGS:

Un grupo de policías locales monta guardia ante el Consistorio mientras se celebra una protesta.

El Ayuntamiento aprobó ayer, en su segundo paso por la junta de gobierno, el plan de productividad de 600.000 euros comprometido con la Policía Local y al que el interventor municipal había puesto objeciones la semana pasada. Además, anunció que también hay dinero para pagar las cantidades que se le deben al resto de los trabajadores municipales. En concreto, 4,3 millones de euros para abonar las horas extras que todavía se debían, tanto de 2012 como de años anteriores, y otros conceptos como gastos de locomoción, según informó el Consistorio en un comunicado.

El pago en diciembre o enero de cantidades atrasadas que se deben a los funcionarios es un clásico en el Ayuntamiento: en enero del año pasado también se libraron 3 millones de euros para pagar los atrasos de 2010. El Consistorio quiso hacer hincapié en que algunas cantidades han sido heredadas del gobierno municipal anterior y en que el no haberlas pagado cuando se generaron es una "práctica irresponsable que han venido soportando los empleados públicos desde hace tiempo". Aunque en el desglose de las cantidades debidas, junto al pago, por ejemplo, de las horas extra por las fiestas de primavera de 2011, están también las de 2012, que se realizaron estando ya el PP en el Ayuntamiento; o por los diversos procesos electorales para los que la plantilla municipal ha tenido trabajar fuera de su jornada ordinaria durante los dos últimos años.

El Consistorio responde así a las críticas del PSOE, que tras alcanzarse el acuerdo de pagar los atrasos a los policías locales había reclamado que esta medida se extendiese a toda la plantilla del Ayuntamiento, que reunía los mismos méritos si se trataba de abonar por un trabajo ya realizado. De paso, el portavoz municipal socialista, Juan Espadas, había censurado que se utilizasen las horas extra como artimaña para eludir el control del interventor municipal , que en abril vetó que se subiera el sueldo a los policías porque los planes de ajuste municipales lo prohibían.

En todo caso, la delegada de Hacienda, Asunción Fley, aprovechó ayer para hacer propósito de enmienda y en su comunicado prometió "acabar con esta práctica", anunciando que en el presupuesto de 2013 sí existe una partida específica para estos atrasos. El problema hasta ahora ha sido que, cada año, en cuanto pasan las fiestas de la primavera el dinero previsto para estas horas extraordinarias se acaba, y no hay para el resto del año.

En el caso de la Policía Local y los Bomberos, quienes por definición más horas extra realizan al tener que cubrir eventos extraordinarios -desde Feria y Semana Santa hasta cualquier otra fiesta que precise su presencia en la calle-, en los últimos años la consignación ha sido de casi 11 millones de euros, que suelen agotarse antes del verano. En el presupuesto para 2013, la consignación de horas extraordinarias para ambos cuerpos se mantiene como el año pasado: 10,7 millones entre las productividades de la Policía Local (6,4 millones) y las de los Bomberos (4,3 millones).

En todo caso, las cuentas este año deberán ser diferentes ya que la ampliación del horario de los trabajadores de las 35 horas a las 37,5 horas actuales, a la que obligó el plan de ajuste que tuvo que aprobar el Ayuntamiento para recibir dinero del Estado para poder pagar a los proveedores, se traducirá en ahorro, ya que los empleados públicos trabajarán más por el mismo dinero -en realidad por menos, por recortes como la retirada de la paga de Navidad a todos los funcionarios-.

El caso de la Policía Local es distinto porque existe un compromiso del Gobierno municipal con el Sindicato de la Policía Local Sppme para subir el sueldo de tres categorías de policías -1.073 agentes- y compensar así el haberles recortado el salario en 2010 por encima del porcentaje que correspondía a su categoría. La medida debe adoptarse en el marco de una reclasificación de la Policía pendiente desde hace años.

El compromiso incluía este primer pago de 600.000 euros, cuyo encaje legal ha sido complicado: el interventor lo ha rechazado en dos ocasiones hasta que se ha aprobado con la fórmula de un plan de productividad, justificado en el aumento de la carga de trabajo de los policías por un incrementos de los planes contra los gorrillas, la prostitución y las botellonas; y por el mayor esfuerzo que tienen que realizar por culpa del elevado número de vacantes en el cuerpo. Los siguientes pagos, hasta alcanzar una remuneración extra de 2,9 millones de euros al año en el conjunto de la Policía Local, deberán acordarse en los presupuestos de 2013 y 2014, tarea complicada en el marco de recortes y contención del gasto al que obligan las directrices del Gobierno central. 

  • 1