Local

El Consistorio venderá sus viviendas de Barzola, Triana y Torreblanca

Con el plan se pretende recortar hasta en un 80% el gasto en alquileres del Consistorio. Hacienda asegura tener ya "ofertas firmes" para la Gavidia.

el 14 oct 2010 / 19:48 h.

El Consistorio venderá las viviendas de la barriada de la Barzola.

En 1996, el Ayuntamiento inició el proceso para regularizar y poner en venta un histórico patrimonio de bienes inmuebles, especialmente viviendas y locales, que se adjudicaron a sus inquilinos durante años sin apenas controles. En total, estaban registradas entonces 1.789 propiedades susceptibles de ser enajenadas. El proceso ha sido lento, y al cierre del anterior mandato aún restaba casi la mitad por vender. La Delegación municipal de Patrimonio lanza ahora, en plena crisis y con la necesidad de recortar los gastos de mantenimiento y obtener nuevos ingresos, el último gran paquete de inmuebles de patrimonio municipal: 400 viviendas y 46 locales, distribuidos entre La Barzola, Nueva Barzola, Torreblanca y el barrio trianero de El Tardón.

La iniciativa forma parte de un plan de economización de los gastos y propiedades municipales listo desde enero de 2010 y cuya aprobación se ha retrasado hasta la Junta de Gobierno Local de ayer. De hecho, según indicó el delegado de Patrimonio, Alberto Moriña, en estos momentos no están ni siquiera realizadas las tasaciones que permitan realizar un cálculo del coste que tendrá para los inquilinos la adquisición de los pisos o locales en propiedad, ni la repercusión económica que tendrá para el Consistorio. La Delegación de Hacienda, que ultima el presupuesto más austero de los tres mandatos de Sánchez Monteseirín, no incluirá ingreso alguno en las cuentas por la enajenación de sus bienes, aunque sí volverá a hacerlo por dos propiedades para las que el Consistorio no acaba de encontrar ofertas. Por un lado, los bajos del mercado del Arenal, cuya parte enajenable se ha reducido sensiblemente tras el convenio firmado con el SAS para la construcción de un nuevo centro de Salud. Por otro, la Gavidia, puesta en venta por el Ayuntamiento a finales de 2009, y que sigue sin tener un comprador, aunque la delegada de Hacienda, Nieves Hernández, subrayara ayer que existen ya "propuestas en firme" para adquirir el inmueble cedido por el Ministerio del Interior. Las propuestas, de formalizarse, conllevarán una revisión del Plan General de Ordenación Urbanística.

Al margen de este proceso de despatrimonialización del Consistorio, el Ayuntamiento tiene en marcha desde finales de 2009 el plan de recortes del gasto en alquileres. El pasado año, sedes como la de la Delegación de Innovación o la Agencia Local de la Energía suponían un gasto para el Consistorio de en torno a un millón de euros, que se han recortado ya en un 26%. El objetivo es reducir esta cifra a 200.000 euros para 2013.

"Vamos a racionalizar los servicios y la organización, pero no se van a eliminar servicios de los barrios", explicó Moriña, quien subrayó que todo el plan de optimización de los recursos municipales ha implicado una revisión del estado de los bienes inmuebles y de su aprovechamiento.
Según consta en el plan aprobado ayer por el Consistorio, en los últimos meses se ha iniciado un proceso de "toma de conocimiento de inmuebles vacíos" y de mejora de las herramientas de coordinación entre las distintas áreas para mejorar la "gestión municipal".

"No hemos encontrado edificios vacíos, pero sí habitaciones sin usar o espacios que podrían aprovecharse mejor", apuntó Moriña, quien prepara la reordenación de los servicios municipales para aprovechar al máximo estos lugares y reducir así los gastos en alquileres de inmuebles.

  • 1